Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un Coliseum reformado acoge el musical 'My fair lady', con Paloma San Basilio y José Sacristán

Un musical, My fair lady, ha vuelto a emparejar a Paloma San Basilio y José Sacristán. Darán nueva vida a la florista y al profesor que hicieran célebres en el cine Audrey Hepburn y Rex Harrison, dirigidos por George Cukor. En realidad, la historia tiene raíces mitológicas (el griego Pygmalión) y un poco de la tormentosa biografía del autor, George Bernard Shaw, que escribió la obra cuando tenía 60 años y estaba 'perdidamente enamorado de una joven actriz'.

Los productores de esta versión española de My fair lady, Cartel Teatro y CIE España, no sólo no se han dejado intimidar por los precedentes exitosos del espectáculo, sino que aspiran 'a mejorar las producciones que de esta obra se han hecho en Nueva York y en Londres', como dijo ayer el presidente de Cartel Teatro, Joaquín Verdegay. Se trata de un montaje hecho en España por entero, hasta el último detalle. Además, el experimento por el cual una florista bella pero ágrafa se transformará en una señora con clase se celebrará en un teatro recién reformado, el Coliseum, con 1.900 metros cuadrados de escenografía construida, 300 metros cuadrados de escenario y toda la pirotecnia visual imprescindible en los musicales de campanillas: 200 trajes, 100 pelucas, 120 pares de zapatos y 100 sombreros. El montaje de la obra ha costado 700 millones de pesetas, a los que hay que sumar los 400 millones de los arreglos del teatro Coliseum, que presentará nuevas butacas, moqueta, camerinos y un escenario más amplio el día del estreno, el 17 de octubre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de septiembre de 2001