Lisboa extrema sus controles al sospechar el paso de terroristas

Los servicios policiales portugueses han intensificado al máximo los controles en sus aeropuertos internacionales al sospecharse que el país pudiera ser utilizado como una base en Europa para los movimientos de algunos terroristas islámicos. Los servicios de información españoles y portugueses creen que algunos miembros de estos grupos pueden utilizar la península Ibérica como plataforma de entrada y salida de Europa.

De hecho, los servicios de información de ambos países perdieron la pista a principios de este verano de un grupo de supuestos activistas islámicos que se movían entre El Algarve, el sur de Portugal, Marbella y el Levante en España, como adelantó este fin de semana el semanario luso O Independente. Precisamente en Alicante fue detenido en septiembre del año pasado Mohamed Bensajhria, considerado la mano derecha para Europa de Osama Bin Laden, principal sospechoso del ataque a EE UU. Asimismo, los servicios de extranjeros y fronteras de Portugal mantienen retenidos desde el 2 de septiembre en las islas Azores a dos ciudadanos iraníes que, con pasaportes falsos, tenían previsto viajar hacia Canadá. Uno de ellos, Amil Kumar, de 29 años, podría tener relación con estos grupos terroristas.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS