Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Divertimento', un duelo entre Federico Luppi y Paco Rabal, gana el certamen de cine Alcances

Alberto Sordi se excusa a última hora por no acudir hoy a la ceremonia de clausura

La película Divertimento es la triunfadora de la 33ª edición de la Muestra Cinematográfica del Atlántico, Alcances 2001. El festival concluye hoy tras 10 jornadas ininterrumpidas de proyecciones, en las que los espectadores han podido gozar de una panorámica óptima del mejor cine nacional e internacional de la actualidad. En la mañana de ayer, se hicieron públicos los ganadores de las caracolas de Alcances. El mejor largometraje, de los siete que concurrían a la Sección Oficial, fue otorgado a Divertimento, filme dirigido por José García Hernández.

Las caracolas de Alcances son unos galardones tradicionales dotados con premios en metálico por primera vez en la larga andadura de la Muestra. Un jurado compuesto por el director del Festival de Cine de Huesca, José María Escriche Otal, el guionista y productor Manuel Majtí, el productor José Antonio Pérez Giner, el fotógrafo José Tamayo y el realizador de Canal Sur Baldomero Toscano decidió distinguir como mejor largometraje, de los siete que concurrían a la Sección Oficial, a Divertimento.

Este filme, dirigido por José García Hernández, fue defendido por la mayoría gracias al verdadero 'duelo interpretativo' de los actores protagonistas, Francisco Rabal y Federico Luppi, según afirmaron en el fallo. La tórrida confrontación de dos actores, que alcanza momentos de genuino thriller psicológico, es el eje central de su argumento.

En la modalidad de cortometrajes, el jurado se decantó unánimemente por Bailongas, de Chiqui Carabante, una historia urbana interpretada por Manolo Solo y Julián Villagrán. No obstante, el tribunal subrayó que se trataba de una unanimidad 'engañosa', puesto que 'el nivel general ha sido muy alto, y largas las deliberaciones'.

Proezas y obsesiones

Un año más, no hubo coincidencia con los premios del público. A través de sus votos al término de cada una de las proyecciones, el respetable quiso reconocer los méritos de Post coitum, de Antonio Molero, en la modalidad de cortos, así como el largometraje Lena, de Gonzalo Tapia, una historia ambientada en un puerto gallego, llena de proezas y obsesiones cotidianas.

Finalmente, el recién instituido Premio de Radio Televisión de Andalucía al mejor corto andaluz, dotado con 350.000 pesetas en concepto de derechos de emisión, fue a parar a Álvaro Begines y su producción Pensar mal, con la participación protagonista de Rosa Calderón y Manolo Caro.

El jurado aprovechó la concentración de medios de comunicación para reivindicar 'un apoyo más decidido al audiovisual' por parte de las instituciones, según dijeron. A la estela de éxitos de crítica y taquilla como el de Solas, ópera prima del sevillano Benito Zambrano, 'hay gente joven que está peleando por la creación de una industria cinematográfica en Andalucía'.

Tras la satisfacción general por estos veredictos, no exentos de debate, la mala noticia del día de ayer fue la ausencia de Alberto Sordi y la viuda de su más fiel guionista, Rodolfo Sonego, en la ceremonia de clausura que tendrá lugar hoy.

Pese a que ambos habían confirmado su asistencia a la Muestra, con motivo de la amplia retrospectiva que se les dedica desde el viernes, Sordi envió el jueves una carta a la organización de Alcances en la que excusaba su plantón. 'Estaba enormemente dispuesto a volver a España, país que amo tanto y que siempre me ha correspondido el afecto que siento por él, y a conocer Cádiz y la Muestra de Cine', explica en la citada misiva.

Los recientes y trágicos sucesos de Nueva York han influido en esta decisión. 'Y no tanto por motivos de seguridad, como se podría pensar, sino porque no me encuentro en el estado de ánimo adecuado para participar en manifestaciones alegres', añade Sordi.

Junto a la solidaridad con 'los miles de muertos inocentes' del atentado, 'me preocupa enormemente el destino de un queridísimo amigo que tenía su oficina en una de las Torres Gemelas y de quien no se sabe nada', apostilla.

En la sesión de clausura de hoy, el Gran Teatro Falla acogerá la exhibición de Infiel, producción sueca de Liv Ullman, así como el estreno en España de Incontri prohibiti (Encuentros prohibidos), el más reciente filme de Alberto Sordi.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de septiembre de 2001