Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Asociación de Locales de Alterne pide regularizar a dos víctimas de la 'trata de blancas'

La Asociación Nacional de Empresarios de Locales de Alterne (ANELA) ha solicitado a la Delegación del Gobierno en la Comunidad Valenciana el permiso de residencia y trabajo para dos jóvenes de nacionalidades lituana y rumana víctimas de la trata de blancas, ya que eran obligadas a prostituirse por un grupo mafioso del Este. Según informaron fuentes de la entidad, sus servicios jurídicos han solicitado los citados permisos basándose en el amparo que la Ley de Extranjería da a aquellos extranjeros en situación irregular que sean víctimas de actos de tráfico ilícito de seres humanos, que denuncien a los autores de estos hechos y colaboren con las fuerzas de seguridad del Estado en su captura.

El citado grupo, según ANELA, 'coaccionaba y maltrataba' a las dos jóvenes que 'han recibido el amparo' de esta asociación 'tras presentar las correspondientes denuncias ante la policía nacional contra estos individuos'. Estas acciones, afirmaron, obedecen al objetivo de esta asociación de 'oponerse de manera frontal a estas prácticas mafiosas'.

ANELA conoció, a través de dos empresarios del sector de Valencia, que dos mujeres muy jóvenes que alternaban en sendos locales estaban siendo coaccionadas desde tiempo atrás por individuos que las visitaban en estos locales. 'Tras interesarse por su situación los gerentes y propietarios de estos clubes consiguieron saber que ambas estaban siendo explotadas por un grupo organizado del Este y que, según las chicas, se quedaban con todas sus ganancias, salvo una ridícula parte para atender sus necesidades más perentorias y les era retenida su documentación', según ANELA. Las jóvenes, que han sido trasladadas a locales con una especial vigilancia para garantizar su integridad 'dada la peligrosidad de estos grupos mafiosos', son asesoradas legalmente y protegidas por ANELA. Ambas jóvenes han denunciado los abusos de los que fueron víctimas, y en el caso de una de ellas ya existen diligencias previas que tramita el Juzgado de Instrucción número 4 de Valencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de septiembre de 2001