Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Universidad de Alicante y el Ayuntamiento retoman el proyecto de un parque científico

El rector y el alcalde se reunirán el jueves con los técnicos para ampliar el campus universitario

El Medpark es historia. Pero ahora, aprovechando el restablecimiento de las relaciones institucionales entre la Universidad de Alicante y el Ayuntamiento, y los planes de ampliación del campus, se retoma la idea de crear un parque científico, aunque distinto de aquél. El eje central del proyecto será un área de experimentación industrial. Para avanzar en este sentido, el equipo de gobierno de la Universidad de Alicante y el alcalde, Luis Díaz Alperi, se reunirán este jueves. El objetivo del encuentro es empezar a concretar sobre el papel todas estas iniciativas.

Nadie quiere hablar del Parque Científico del Mediterráneo (Medpark), un proyecto que impulsó el ex rector Andrés Pedreño y que bloqueó el presidente de la Generalitat, Eduardo Zaplana. Ahora las cosas han cambiado, y tras la victoria electoral de Salvador Ordóñez, se han restablecido las relaciones institucionales entre la Universidad y el Consell. Prueba de ello fueron los encuentros entre el rector y el presidente de la Generalitat del mes de julio, y las numerosas reuniones entre los responsables del campus y altos cargos públicos del PP. El objetivo de todas estas reuniones es conseguir el respaldo para ampliar el campus y empezar a gestar el embrión de un futuro parque científico, en el que la investigación y tecnología empresarial confluyan.

En este sentido el próximo jueves, 6 de septiembre, el alcalde de Alicante, Luis Díaz Alperi, recibirá al rector, Salvador Ordóñez, y a su equipo. En el encuentro se analizarán varias de las propuestas que surgieron en la primera entrevista, entre ellas, según anunció Alperi, la reserva de 600.000 metros cuadrados de suelo en la zona industrial de Rabasa para la ampliación de actual campus, contemplada en la revisión del Plan General de Ordenación Urbana. En esta zona, el rector, Salvador Ordóñez, estudia instalar una ciudad universitaria deportiva, que podrían completarse con apartamentos para estudiantes y hoteles para docentes, que integrarán la villa universitaria.

Pero el proyecto más importante será el área de experimentación industrial que se ubicará sobre los terrenos de la primera fase del frustrado Medpark, junto al parque de bomberos. En esta zona, con parcelas que son propiedad de la Universidad, resta ahora que el Ayuntamiento conceda nuevas licencias de obra para que los albañiles empiecen a trabajar antes de que concluya el ejercicio. El traslado de la planta piloto y sus laboratorios a estos nuevos terrenos, permitiría ubicar los servicios técnicos de investigación de la Universidad en la actual planta de investigación, junto a la zona polideportiva, liberar otras dependencias del campus que están saturadas en estos momentos. Todas estas iniciativas deberán concretarse sobre el papel y empezar los técnicos municipales y de la Universidad a trabajar. También está pendiente la posible cesión de algunos edificios emblemáticos del centro de la ciudad para sede universitaria.

Zaplana, listo para la inauguración

Eduardo Zaplana volverá al paraninfo de la Universidad de Alicante que abandonó hace cinco años después de que el entonces rector, Andrés Pedreño, se negara a cederle la presidencia, en defensa del principio de autonomía universitaria y en señal de protesta por la segregación forzosa de centros para crear por decreto la Universidad Miguel Hernández. Ahora, los servicios protocolarios de ambas instituciones preparan la ceremonia del próximo día 28 de septiembre. En esta ocasión, los organizadores no esperan que surjan imprevistos. Para ello se está planteando que la presidencia del acto sea compartida entre el rector y el presidente del Consell. Al tratarse de un acto académico, será Salvador Ordóñez quien lo dirija, aunque el discurso final lo cederá a Eduardo Zaplana. Los rectores españoles aprovecharán las aperturas de curso para criticar la reforma universitaria que el PP pretende imponer y que nace sin el respaldo académico. En el caso de Alicante, Salvador Ordóñez hará lo propio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de septiembre de 2001

Más información