Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Dominio español en el Tour femenino | CICLISMO

'Para triunfar hay que salir de España'

'En el Giro fui quinta; no es algo que me moleste, pero, si no ganas, ni una llamada de teléfono''Lo bueno es que ya se van enterando de que las mujeres podemos sufrir, entrenarnos y hacer un deporte duro'

Joane Somarriba, (Gernika, Vizcaya, 29 años) acaba de ganar su segundo Tour. Pero aún no sabe qué pasará con su futuro. Tendrá que buscar equipo, porque el actual desaparece este año. O retirarse.

Pregunta. ¿Ya ha decidido ya lo que va a hacer el año que viene?

Respuesta. De momento, sólo pienso en este año, en disfrutar de este éxito. Después está el Campeonato el Mundo, que lo quiero preparar bien, porque se trata de un recorrido duro que se adapta bien a mis condiciones. Son pocas las ocasiones que se presentan para correr un Mundial y no quiero descuidarme mucho. Después del Tour tengo que seguir entrenéndome para mantener la forma.

P. ¿No le daría pena dejarlo, ahora que tiene a su alcance igualar su palmarés a los de las ciclistas más grandes?

R. La verdad es que no me daría pena, porque llevo muchos años de sacrificio, trabajando en la sombra. Cuando me marché de España y llegué a Italia, todo era aprender y me hacía muchas preguntas. Era lógico que no pudiera sacar rendimiento de mí, porque hasta entonces ni me entrenaba. Para ganar un Tour no se puede entrenar dos horas al día . En Italia me cuidaban y hacían las cosas como hay que hacerlas. No es que considere que haya perdido tiempo porque lo que he conseguido hasta ahora me hace sentirme superrealizada como ciclista. Estoy tan contenta con lo que estoy logrando que no tengo ese afán por querer ganar más y tener mejor currículo. Soy feliz con lo que he hecho y si puedo hacer algo más, no me lo planteo a largo plazo.

P. Usted ha impulsado el ciclismo femenino en España. No es la única, pero sí la principal. La prueba la tuvo en la etapa inicial del Tour disputada en Bilbao donde el público se volcó.

R. Creo que fue el día más feliz de mi carrera deportiva. Al sentirme tan arropada, estaba nerviosa por la emoción y a la vez tranquila por el apoyo recibido. Disfruté a tope de este día ante tanta gente. Y encima salió genial (gané la etapa contrarreloj). Así que mejor, imposible.

P. En España, el ciclismo femenino está poco desarrollado.

R. Este año ha sido diferente. Haber salido en Bilbao ha hecho que muchas chicas de casa se hayan preparado para hacer el Tour. El año pasado éramos tres españolas. Nuestra participación siempre había sido muy escasa. Este año se han hecho equipos nuevos y la salida de Bilbao, para nuestro ciclismo, ha sido muy positiva. Lo importante es que se potencie la estructura.

P. ¿Hablar de ciclismo femenino en Europa, es hablar de Italia?

R. Hay muchísimas ciclistas que nos hemos ido a Italia para progresar, para aprender. Allí coincides con muchas corredoras rusas, lituanas... Todo comenzó con Fabiana Luperini. Cuando empezó a ganar carreras (logró tres Tours consecutivos) se fomentó el ciclismo femenino. Pero me dicen muchas corredoras italianas que antes de Luperini no había nada. Gracias al impulso de los éxitos de Fabiana han salido muchos equipos buenos, pero que ahora mismo tienen problemas. Como ocurre con los equipos de hombres. Son tiempos malos para todos, no sólo para nosotras.

P. ¿El ambiente del pelotón es bueno entre las mujeres?

R. Sí, es bueno. Me he sentido muy orgullosa de todas las españolas que han venido. Todas han estado siempre dispuestas a defender el maillot amarillo conmigo. 'Si necesitas algo, si quieres que te echemos una mano...', me decían continuamente. Es muy bonito verlas a todas siempre dispuestas para llevarme a la cabeza del grupo, para preguntarme qué tal me encuentro, qué tal voy, si lo voy a tener difícil. Es bonito, escuchar a tus paisanas. Eso te da fuerza.

P. Y después de Somarriba, ¿se advierte futuro en el ciclismo femenino español?

R. Veo una juventud que viene pegando fuerte. Ahí tenemos a la primera joven del Tour, Maribel Moreno, que es una chica de Huesca, que tiene futuro. Y veo que las carreras van cogiendo más nivel que años atrás. Pero conviene salir fuera a correr. Eso es muy importante para el ciclismo femenino español, para coger el ritmo necesario y aprender. En cualquier caso, hace falta fomentar mucho el ciclismo femenino porque es un deporte duro, sobre todo para la mujer.

P. Hasta entrenarse es un problema para la mujer...

R. Es difícil. El ciclismo es un deporte que te lleva mucho tiempo, si quieres hacerlo bien. Ya un simple cicloturista que quiera andar bien tiene que dedicar muchas horas. No es como el footing, que te vas a hacer una hora y ya está. En el ciclismo, hacer fondo te requiere cuatro o cinco horas. Hay que cuidarse mucho, entrenarse y descansar. No puedes entrenarte y estar luego de aquí para allá, porque la musculación se carga más. Es duro. Tienes que vivir el ciclismo, tenerlo muy dentro, para hacerlo bien.

P. Las mujeres se quejan de que al deporte femenino sólo se le presta atención cuando hay algún éxito en grandes acontecimientos.

R. Es así. En el deporte femenino en general hay que ganar algo para que te lo sepan valorar. Este año he corrido el Giro, que en teoría no tenía que haberlo disputado. Por problemas de salud llegué muy justa de preparación y empecé mal, aunque día a día fui superándome. Al final acabé quinta y nadie se enteró. No es algo que me moleste, pero si no ganas, ni una llamada de teléfono. Es así, aunque ya lo tengo superado.

P. Ocurre que usted y los móviles no se llevan bien

R. Ja, ja, ja. Eso es verdad

P. Esa desatención, está influida por el hecho de ser mujer

R. No lo sé. Quizás es que como en el ciclismo femenino no ha habido victorias, pues no ha habido atención informativa, poco seguimiento. La mayoría de la gente en España no sabía si había un Giro o un Tour femenino.P. Quizás ahora se sabe porque usted ha ganado, pero no se sabe nada de lo que hay en España.

R. Lo bueno es que ahora ya se van enterando de que las mujeres podemos sufrir, podemos entrenarnos y hacer un deporte tan duro como éste. Que el ciclismo no es sólo un deporte de hombres y que también las mujeres lo podemos hacer bien. Está costando, pero ya va hacia delante.

P. Eso se lo deben a usted y a esa enorme participación española

R. Mi gran suerte ha sido emigrar a Italia... Yo había corrido varios Tour con la selección española y ahí se fijaron. En mí ¿Quién es esa españolita que parece que tiene cualidades?, dirían, cuando en realidad llevaba muchos años corriendo y no es que nadie se diera cuenta de que tenía cualidades, pero como no había ayudas, tenerlas o no tenerlas daba igual. Llegué a Italia como experiencia, me tocó estar con uno de los mejores equipos, con Luperini, y aprendí mucho. Para llegar arriba hay que aprender también a ser una gregaria e ir paso a paso. De estar en lo más bajo a estar arriba. Ya me doy por satisfecha con lo que he hecho.

P. ¿Si el Alfa Lum desaparece, su sueño sería un equipo vasco, con Giorgio Zauli de director?

R. Le puedo meter en ese sueño hasta a mi marido, que el año que viene parece que ya no va a correr (Ramón González Arrieta, ciclista del Euskadi-Euskaltel). Tener a Giorgio y a mi marido ya es mucho pedir .Un buen equipo y con gente joven con ganas de hacerlo bien y con ganas de aprender, porque me gustaría poder enseñar todo lo que yo he aprendido a otras jovencitas que vienen por detrás.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de agosto de 2001