Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:NECROLÓGICAS

Carlos Hank González, político mexicano

El empresario y político mexicano Carlos Hank González, un maestro de escuela que llegó a mover los hilos del ex gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), falleció el pasado sábado a los 73 años víctima de un cáncer de próstata.

Hank González, de padre alemán y madre mexicana, hizo incursiones en el mundo de los negocios cuando era maestro de escuela. Poco a poco sus empresas, principalmente relacionadas con el transporte y la industria agraria, fueron creciendo, hasta que se convirtió en la cabeza de una de las familias más poderosas de México.

Su crecimiento en los negocios fue paralelo a su ascenso en la vida política, siempre al amparo de la estructura del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Hank González inició su carrera política en la Administración de Toluca, la capital del Estado de México, y en 1958 obtuvo un escaño en la Cámara de Diputados federal. Su labor parlamentaria le sirvió de trampolín para ocupar el gobierno de su Estado natal, puesto que ocupó entre 1969 y 1975.

Un año después de abandonar el gobierno de su región, el entonces presidente de México José López Portillo lo nombró alcalde de la capital, cargo que por aquella época era designado a dedo por el mandatario de turno. Durante el Gobierno del ex presidente Carlos Salinas, con el que mantenía muy buenas relaciones, llegó a ocupar el cargo de ministro en dos ocasiones, primero como titular de Turismo y posteriormente como responsable de la cartera de Agricultura y Recursos Hidráulicos. Hank González fue vinculado con los asesinatos del ex candidato presidencial del PRI Luis Donaldo Colosio y del ex secretario general del partido Francisco Ruiz Massieu en 1994, aunque su presunta relación con estas muertes nunca se confirmó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 13 de agosto de 2001