Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las motos acuáticas accidentadas carecían del permiso de la Capitanía

Marina Mercante abre una investigación

El director general reconoció que 'es evidente que hay normas muy claras del Ministerio de Fomento que no se han cumplido y que probablemente habrá que reforzar'. Precisó que los dos negocios de alquiler sí contaban, en cambio, con el seguro de responsabilidad civil, matriculación y permiso municipal. El Ministerio de Fomento estudia ahora si procede abrirles sendos expedientes sancionadores.

López-Sors señaló que en ambos accidentes, uno producido por el choque contra una batea de mejillones y el segundo a causa de una colisión frontal con otra moto, 'ha estado presente la imprudencia temeraria'. 'Los conductores buscaban emociones fuertes y el riesgo por el riesgo, y al final ha resultado desmedido. Estas personas no sólo han jugado con su vida, sino que han puesto en peligro también la de los demás: los pescadores de mejillones que se podían haber acercado a recoger la captura o los bañistas que se encontraban en la zona de costa'. 'Ambos accidentes', añadió, 'se produjeron a última hora de la tarde, cuando la luz y la visibilidad es más reducida', y se desconoce si ello 'es culpa de quien alquila las motos a esas horas o de quien decide alquilar'.

La Guardia Civil ha puesto en marcha un plan especial para controlar la utilización de las motos náuticas en las playas. En lo que va de año, ha practicado 3.617 intervenciones y ha impuesto 1.773 denuncias por infracciones en materia de control de puertos deportivos y de embarcaciones de recreo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de agosto de 2001