Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fraga dice que su salud es tan "estupenda" que algunos creen que tiene "un doble"

Alguien querría "que resbalara y me rompiera algo"

"Sencillamente, mi salud es estupenda; eso está certificado por los doctores", aseguró ayer Manuel Fraga, presidente de la Xunta de Galicia, en tono de sorpresa por que alguien dude de su fortaleza. "Estoy en plena forma, y basta ver dónde voy todos los días", arguyó, después de tachar la pregunta de un periodista sobre su salud como "impertinente, por su carácter personal". Fraga hizo esas declaraciones en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consello de la Xunta. "Los que hablan de mi bastón pierden el tiempo", añadió a propósito del bastón que utiliza desde el pasado febrero, tras la operación de hernia discal a que fue sometido. "No pienso hacer uso de mi superior experiencia respecto a todos los demás candidatos [a la presidencia de la Xunta], que se adquiere con el tiempo, pero miren dónde estuve estos tiempos: hice dos viajes a Iberoamérica y estoy trabajando como no trabaja casi nadie. Hay quien cree que tengo un doble...", ironizó.

Cuando finalizó la rueda de prensa y se disponía a abandonar la tribuna desde la que había comparecido ante los medios de comunicación, Fraga mostró su buen humor al pedir su bastón. "A alguien le gustaría que yo resbalara y me rompiera algo", bromeó.

A una pregunta sobre si Pío Cabanillas, portavoz del Gobierno, es un candidato a sucederle, Fraga respondió que lo desconoce ya que él no hace esas "ternas y quinielas", si bien alabó al actual portavoz del Gobierno como "un hombre que sirve para cualquier cosa buena". De todos modos, indicó que llegado el momento, al igual que cuando entregó el liderazgo nacional del PP, procurará hacer "una propuesta seria".

El presidente de la Xunta, por otra parte, afirmó que la raíz de los atentados terroristas está en los nacionalismos de carácter independentista y soberanista. Dijo que en España no hay pistoleros "como había a principios del siglo pasado en Barcelona, por razones sociales más que por inspiraciones soberanistas y separatistas". Añadió que algunos no tienen culpa de eso pero sí la responsabilidad de tener "el coraje de denunciar que por ahí sólo se va a la guerra, cosa que ya ha pasado en muchos sitios y también en España". Fraga reconoció que hay una ofensiva contra el nacionalismo, "en base a los actos terroristas", propiciados "por reductos próximos y derivados del nacionalismo, y eso va a misa".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de julio de 2001