Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caruana: 'No pondremos sobre la mesa nuestra soberanía'

'Si la política de España sigue siendo que, para tener buenas relaciones con Gibraltar, es necesario que el pueblo gibraltareño ponga su soberanía sobre la mesa, difícilmente veo que las conversaciones puedan progresar', declaró ayer Peter Caruana, ministro principal de Gibraltar, que intervino en los cursos de verano que la Universidad Rey Juan Carlos, de Móstoles, organiza en Almería. El dirigente del Peñón, puso así en cuestión la interpretación española de que el proceso de Bruselas, revitalizado ayer en Londres, significa un avance paralelo en la cooperación entre los dos lados de la verja y en el problema de la soberanía.

Es más, hizo una advertencia determinante con respecto al elemento del binomio que más interesa a la parte española: 'El deseo de la actual generación de gibraltareños, que yo represento, pasa por no ser parte del Estado español bajo ningún concepto. Ése es el tema de la soberanía para nosotros', afirmó Caruana, quien condicionó su participación en el proceso relanzado a que cualquier acuerdo estatutario sea sometido a referéndum en la Roca.

Con esas salvedades, el ministro principal se mostró 'dispuesto someter a consulta cualquier cosa' y a 'explorar cualquier solución' dentro de las condiciones citadas. Pero no aportó ninguna idea propia como alternativa a las propuestas del ex ministro español Abel Matutes, que rechaza. 'Se trata de buscar alguna fórmula para el estatuto de Gibraltar que sea aceptable para las tres partes. Hoy por hoy no la hay, y creo que sería un error empezar las conversaciones por este tema', dijo.

Caruana pidió, además, al Gobierno español que 'relaje la postura con esos fantasmas de reconocimiento y no reconociento' que, según el político gibraltareño, se plantea, y acepte 'que soy el ministro principal de una dependencia colonial del Reino Unido' con el que Madrid debería poder hablar sin problemas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de julio de 2001