Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Castellers de Vilafranca muestran su gran momento de forma

La 'màquina verda' logra el trío mágico

Sant Martí Sarroca

Los Castellers de Vilafranca pusieron ayer de manifiesto su extraordinario momento de forma al completar el trío mágico y acompañarlo con el pilar de set amb folre, el quinto que descargan esta temporada. La màquina verda ofreció una lección magistral de castells como preludio a la actuación del próximo domingo en Mataró, para la cual han programado el cinc de nou amb folre y el pilar de vuit amb folre i manilles

Por cuarta vez en lo que va de año, los verds estrenaron plaza castellera de nueve pisos. Como ya sucedió en Mallorca, Sant Pere de Ribes y La Granada, la formación de Vilafranca colocó el cartel de plaça de nou en la localidad de Sant Martí Sarroca (Alt Penedès). Y además lo hizo por partida doble, ya que completó el tres y el quatre de nou amb folre con autoridad y de forma brillante. El quatre -el primero del año- fue impecable y resuelto con gran seguridad, y el tres requirió un acentuado esfuerzo y lucha, que consiguió llevarlo a buen puerto.

Además del tres y el quatre de nou folrats, los verds se anotaron su cuarto cinc de vuit del año, un registro realmente espléndido en el tramo actual de temporada y que los lleva a querer elevarlo un piso más el próximo domingo. La tripleta màgica de los verds -así se denominan estos tres castells levantados en una misma exhibición, que en 1992 supusieron un revulsivo en el mundo casteller- tuvo su extraordinario broche en un nuevo pilar de set amb folre sellado con maestría.

En la misma actuación, los Capgrossos de Mataró resolvieron con brillantez el tres y el quatre de vuit, mientras que la torre de vuit amb folre cayó una vez coronada.

El sábado, en Barcelona, los Minyons de Terrassa también ejecutaron una notable exhibición al descargar tres castells de vuit de la gama alta (el cinc, el quatre amb l'agulla y el dos folrat), además del pilar de set amb folre. Los Castellers de Barcelona, por su parte, lograron recuperar un castell que ya habían cargado en dos ocasiones hace seis años: el cinc de vuit, que coronaron con suficiencia y al que acompañaron de la torre de vuit amb folre. Los Bordegassos de Vilanova completaron el tres de vuit, pero tropezaron con el quatre de vuit y ejecutaron castells de set.

La atención castellera ha estado centrada en la decisión de la Vella de Valls de no asistir a la tradicional cita de Sant Fèlix a causa de un desacuerdo económico, pese a que los organizadores les han ofrecido un 20% más de lo que cobraron en la última edición. La polémica decisión de la Vella, que fuentes de la misma colla indican que podría reconsiderarse ya que antepone el mercantilismo a la tradición, ha causado una profunda perplejidad y descontento en Vilafranca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de julio de 2001