Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ENTREVISTA

"¿Por qué no voy a permitir las visitas de los miembros?"

Un Yong Kim, el candidato de más edad, es favorito por su poder e influencia. El escándalo de Salt Lake City le salpicó al estar su hijo implicado en un caso de emigración ilegal y sufrió una seria advertencia de la comisión de investigación, pero se salvó de la expulsión al alegar que no sabía nada del asunto. La incógnita ahora es saber si recibirá el voto de castigo a sus maniobras o el de los miembros que le deben favores y esperan reanudar el régimen de visitas a las ciudades candidatas.

Pregunta. ¿Por qué quiere ser presidente del COI?

Respuesta. Porque quiero mantener el ideal olímpico. Samaranch ha hecho muchas cosas en la historia del olimpismo, será recordado como el presidente más grande, pero el mundo cambia y sobre lo hecho por él quiero levantarlo más. Parece que ahora tenemos muchos problemas, demasiada comercialización, dopaje... Tenemos éxito en la popularización del deporte, pero hay que encauzarlo por los ideales olímpicos. La reforma no es sólo cambiar las reglas diciendo 'usted puede visitar esta ciudad o no; usted puede recibir regalos o no'. Éstos son problemas mínimos.

P. Entonces, ¿volvería a permitir a los miembros que visiten las ciudades candidatas?

R. ¿Por qué no? Eso no es un problema. Los miembros son voluntarios, tienen sus trabajos en sus países, no reciben salario y dedican mucho tiempo al olimpismo. Hay que apoyarles en todos los campos. Desde el político al económico. Pero lo importante es examinarles sobre lo que han hecho por el olimpismo y el deporte, y por ayudar a los atletas y a los países menos favorecidos. Es muy importante para el COI y para el ideal olímpico. Sin éste, el COI no es nada. Un pequeño negocio en lugar de grande. El COI no es el Gobierno del mundo, sino el guardián de los ideales olímpicos.

P. Pero cambiará la obra de Samaranch...

R. Samaranch quedará en lo más alto, siempre por encima de cualquiera de sus sucesores. Pero hay que seguir y estamos en el siglo XXI, no podemos volver al XIX. La universalidad continúa siendo nuestra fuerza, y quiero la unión de los cinco continentes. Pero también que haya armonía. Y con las federaciones internacionales, pues, una vez retirado Samaranch, creo que van a tener cada vez más poder, más dinero, más responsabilidad y más participación. Y quiero repartir mejor el dinero, pues de los 199 comités olímpicos nacionales 175 necesitan ayuda.

P. ¿Cree cerrada la corrupción, en la que estuvo implicado?

R. Vamos a pensar en el futuro.

P. ¿Cree que le perjudicará?

R. Eso es pasado. Los miembros tienen que ver quién ha hecho más por el olimpismo, el deporte y por la ayuda a los más necesitados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de julio de 2001