_
_
_
_
_

Aznar reclama 'respeto' y subordinación hacia el fiscal general del Estado

El presidente del Gobierno, José María Aznar, reclamó ayer a los fiscales 'respeto' y subordinación al fiscal general del Estado, Jesús Cardenal. En una rueda de prensa celebrada ayer a las 13.30 en La Moncloa, en compañía del presidente de Ecuador, Augusto Noboa, y en coincidencia con el polémico debate de la cúpula de la carrera fiscal sobre la posibilidad de que el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Piqué, declare como imputado en el caso Ercros, Aznar recordó a los fiscales el principio de jerarquía establecido en el Estatuto del Ministerio Público, que fija la preeminencia de la posición del fiscal general del Estado dentro de la Fiscalía.

Aznar dijo textualmente: 'Yo, lo que espero y deseo es que todos los fiscales se ajusten al comportamiento y a las responsabilidades que se derivan de su cargo, y al respeto del Estatuto del Ministerio Fiscal, que es también muy importante y que establece muy claramente cuál es el orden jerárquico de la Fiscalía y las responsabilidades de cada uno al respecto'. Y recalcó: 'Y espero que eso se respete'.

Más información
Cardenal admite que hay "sospechas" sobre Piqué aunque no suficientes para imputarle

Respaldo a Cardenal

El presidente del Gobierno insistió en la rueda de prensa dada conjuntamente con el presidente ecuatoriano en su respaldo al fiscal general del Estado, en un momento en que Cardenal es especialmente cuestionado por la oposición socialista, que ve en Jesús Cardenal un 'abogado defensor' del Gobierno por su actitud contraria a que Piqué declare como imputado por el caso Ercros. Aznar insistió ayer en que la actuación del fiscal general en este caso ha sido 'siempre irreprochable' en el cumplimiento de la legalidad. 'Si alguien puede demostrar lo contrario, yo le ruego que lo haga', dijo el presidente en alusión al PSOE, que está siendo especialmente crítico con el papel del fiscal general del Estado en este asunto.

Y a continuación, siguiendo la tónica habitual de su Gobierno y de su partido, Aznar pasó a la ofensiva contra los socialistas por su papel en su etapa gobernante: 'Si las críticas provienen de quienes han hecho fiscales generales a ex ministros [en alusión a Javier Moscoso, que fue ministro de la Presidencia durante la etapa socialista] o a personas que no tenían condiciones para ser fiscales generales [aludiendo al caso del ex delegado del Gobierno en Canarias Eligio Hernández] son críticas con bastante poco fundamento y solidez'.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Aznar negó que haya una 'guerra' entre los fiscales sobre la posibilidad de que Piqué declare o no como imputado. El presidente del Ejecutivo atribuyó estas divergencias a elementos externos sobre los que no concretó su identidad: 'Otra cosa es que veo a gente con ganas de atizar, con ganas de que haya una guerra entre fiscales o entre lo que sea', señaló Aznar sin mayores precisiones, pero en alusión a algunos medios de comunicación.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_