Crónica:BOLSACrónica
i

Punto crítico

Los inversores 'tienen el susto metido en el cuerpo' y en estas condiciones resulta difícil que la bolsa reaccione, aunque ayer lo hizo a conciencia. Tras una pequeña subida inicial, el índice general de Madrid cedía el 1,99% en apenas hora y media y se situaba en el nivel más bajo de este año.

Posiblemente éste ha sido uno de los momentos más críticos que ha vivido la bolsa en los últimos meses y, afortunadamente, el nivel de los precios se impuso a esa sensación de atracción por el vacío que ya se dio el viernes y que algunos inversores empezaban a notar otra vez.

Los índices tardaron seis horas en recuperar las posiciones iniciales y lo hicieron de la mano de los valores bancarios, pero al final las cotizaciones quedaron en una zona menos comprometida y que, dependiendo de lo que suceda en Wall Street, permitirá plantear algún tipo de estrategia a medio plazo.

La enorme volatilidad de esta sesión es un claro reflejo de la incertidumbre de los inversores ante una situación económica complicada y para la que los responsables monetarios no pueden aportar soluciones. No obstante, empiezan a circular comentarios que relacionan un posible descenso de la inflación en la UE el pasado mes de junio con la inmediata rebaja de los tipos de interés por parte del BCE.

Dejando a un lado los buenos deseos de los inversores, la cuestión es saber qué margen de descenso en los precios sería suficiente para que el BCE lo considerara como un freno a la inflación que permitiera un ajuste monetario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0009, 09 de julio de 2001.