Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telefónica acapara todavía el 91,5% del mercado tras dos años de competencia en telefonía fija

Retevisión, el principal competidor, sólo logra una cuota del 2,7%, según datos de la CMT

La competencia en el sector de las telecomunicaciones 'no está asentada' en España, dos años largos después de su liberalización. La afirmación, del presidente de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), José María Vázquez Quintana, se refleja en la foto de este mercado en el año 2000. El control de Telefónica se mantiene apabullante, sobre todo en la telefonía fija, que aportó el grueso de los 1,7 billones invertidos por el sector (un 65% más que en 1999). El ex monopolio aún acapara el 91,5% del mercado por ingresos.

El inmediato competidor de Telefónica, Retevisión (Auna), le sigue a una distancia abismal, ya que sólo ha logrado hacerse con una cuota del 2,7%, según el informe anual del órgano regulador correspondiente al año 2000, presentado ayer, por primera vez, en Barcelona. El resto de operadores ha pellizcado menos del 2% del mercado. La distancia entre el ex monopolio y Retevisión se reduce si miden sus fuerzas por tráfico (89,1% frente a un 7,8%). Pero, tras el segundo operador, la nada. Los demás no alcanzan ni el 1%.

El panorama desolador en materia de competencia que refleja el informe del regulador en telefonía fija arroja un dato sorprendente: los nuevos operadores sólo arañaron un 2,7% del mercado, menos incluso que el 3,4% que obtuvieron en 1999.

Con este telón de fondo, el presidente del regulador del sector, José María Vázquez Quintana, no escondió su 'impaciencia' y su 'disgusto' por el retraso en la apertura del bucle local, que debe permitir a los operadores ofrecer llamadas locales usando la infraestructura de Telefónica, y que debería ser posible desde hace seis meses.

'En acceso no hay nada conseguido. Haremos lo que sea menester para avanzar', señaló Vázquez Quintana, quien recordó las medidas cautelares recientemente anunciadas al respecto, y también lo 'inelástico' que se está mostrando el mercado de telefonía fija por lo que respecta a la competencia en precios.

Este segmento es el que, con 1,36 billones de pesetas, aporta más ingresos a un sector que el año pasado alcanzó los 4,1 billones de pesetas, con un crecimiento del 17,8%. Sin embargo, el peso de las telecomunicaciones en el Producto Interior Bruto (PIB), del 8,4%, ha encogido cuatro puntos. Los móviles, con 1,29 billones de ingresos, crecieron un 45% en facturación.

En materia de inversiones, el mayor salto lo dieron los operadores de cable, cuyo esfuerzo (242.685 millones) disparó un 92,8% las cifras del ejercicio anterior. Vázquez Quintana los calificó de 'gran esperanza' pese a sus 'dificultades' para obtener un retorno a sus inversiones. El presidente de la CMT tildó ante los periodistas de 'sólo transitoria' la tecnología ADSL por la que ha apostado Telefónica -con el beneplácito del Gobierno y pese a los compromisos asumidos por la operadora- frente al cable para dar servicios de conexión a Internet a gran velocidad. Quien realizó más inversiones en 2000 fue la telefonía fija (712.395 millones, un 30,8% más), seguida de los operadores de móviles (507.482 millones).

Además, los operadores de móviles representan la mayor tajada en la tarta de los resultados negativos que arrastra el sector: de unas pérdidas totales de 311.690 millones (el doble que en 1999), un 35% corresponde a móviles, mientras que la telefonía fija aporta un 31% de las pérdidas de explotación; los operadores de cable, un 24% y los servicios telemáticos, un 10%. Aún así, el sector tuvo unas ganancias de explotación de 295.652 millones. Es un 24% menos que el ejercicio anterior.

La telefonía móvil no se lleva mal con la competencia. La mayor porción del mercado por tipo de contratos sigue en manos de Telefónica Móviles (un 56%), aunque ha perdido cuatro puntos. Le sigue, con un 28%, Airtel, el operador cuya cuota ha sufrido un mayor bocado (-5%). Gana terreno (un 9%) Amena, que controla ya un 15% del mercado.

Habrá nuevas tarifas de interconexión en un mes

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones fijó ayer el próximo 31 de julio como fecha tope para que Telefónica revise los precios de interconexión a su red que cobra por alquilarla al resto de operadores, y que hasta ahora se establecen dependiendo del consumo en minutos realizado. El órgano regulador es favorable a que las tarifas, cuya reducción piden los operadores alternativos para no quedar fuera de juego ante los precios más reducidos que está aplicando Telefónica, se establezcan por capacidad. 'No estamos en condiciones de imponer una oferta de interconexión de referencia', señaló el presidente de la CMT, José María Vázquez Quintana.

La facturación media por minuto por servicios de interconexión es de 14,7 pesetas. Mientras que en redes fijas, es de 4,57 pesetas por minuto, y en el caso de las redes móviles asciende a 44,5 pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de junio de 2001

Más información