Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
UNIVERSIDAD

La Universidad de Valencia cede al Ayuntamiento el Asilo de Lactancia

La Junta de Gobierno de la Universidad de Valencia ha aprobado la firma de un convenio de cesión compensada con el Ayuntamiento de Valencia, por el cual el conocido Antiguo Asilo de Lactancia, ubicado junto al edificio de la Exposición Regional de 1909, pasará a ser propiedad municipal. Los técnicos de ambas instituciones han tasado el citado inmueble en 495 millones de pesetas, cantidad por la cual habrá de compensar el Ayuntamiento a la Universidad mediante cesión de un solar en la calle Quart para la ampliación del Jardín Botánico (95 millones) y la financiación de la construcción de un nuevo edificio en el Campus dels Tarongers por valor de 400 millones. En éste último se ubicarán el Servicio de Formación Permanente y el Gabinete de Evaluación y Diagnóstico en Educación de la universidad, actualmente instalados en el Asilo de Lactancia.

El Ayuntamiento de Valencia ya acordó la suscripción de un convenio para realizar esta operación de permuta urbanística el pasado 27 de abril. En ese momento, recibió las críticas de la oposición por la posible ilegalidad de una permuta en la que no se ponen sobre la mesa dos inmuebles de idéntico valor.

No es éste el único intercambio de bienes inmuebles entre universidad y ayuntamiento. La Junta de Gobierno ha aprobado en la misma sesión, la última del curso, otro convenio por el cual cederá al consistorio terrenos para la ampliación del Jardín de la calle Clariano, a cambio de la ocupación de sendas y caminos de titularidad municipal que discurren por el interior del campus de Els Tarongers.

Cerebros de fuera

Por otra parte, el Vicerrector de Investigación, Francisco Tomás, aprovechó la comparecencia de esta Junta de Gobierno, para salir al paso de las críticas vertidas sobre las universidades, por favorecer la endogamia a través del programa Ramón y Cajal de 'recuperación de cerebros' puesto en marcha por el Ministerio de Ciencia y Tecnología. Sirva como ejemplo las críticas lanzadas por la Asociación Española para el Avance de la Ciencia por la eventual elaboración, por parte de algún rectorado, de perfiles hechos a la medida de sus candidatos. En defensa de la integridad de la universidad a cuya dirección pertenece, Francisco Tomás argumentó que de las 189 ofertas presentadas a la convocatoria del programa por la Universidad de Valencia, 129 corresponden a investigadores 'que no prestan servicios' a esta institución. Además, entre éstos hay 22 investigadores extranjeros. 'Nadie se ha limitado a apoyar a sus propios miembros y la situación que mostramos en totalmente opuesta a la endogamia', ha asegurado el vicerrector, para concluir: 'La Universidad de Valencia ha apostado por personas que estén formadas científicamente'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de junio de 2001