Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Roldán conserva la mayor parte del patrimonio obtenido mediante sus delitos

La justicia sólo ha podido recuperar el 7% de lo que el reo adeuda en indemnizaciones

La justicia sólo ha logrado recuperar cuatro de los 15 pisos, chalés y fincas que el ex director de la Guardia Civil Luis Roldán atesoró fraudulentamente durante su paso por la Administración, lo que constituye apenas el 7% de lo que debe al Estado en concepto de las sanciones que le han impuesto los tribunales.

Mediante ventas ficticias y testaferros, el ex alto cargo socialista, que cumple en Brieva (Ávila) una condena de 31 años de cárcel, ha salvado dos de sus propiedades inmobiliarias más valiosas: el piso de 255 metros de París, próximo a la Torre Eiffel, y el chalé caribeño de San Bartolomé, en las Antillas francesas, desde cuyo jardín se divisan las casas de veraneo de los Rockefeller y los Rothschid. Ambas propiedades están valoradas en 400 millones de pesetas.

La Audiencia de Madrid sólo ha logrado embargar dos chalés adquiridos por Luis Roldán y su esposa, Blanca Rodríguez Porto -que salió de la cárcel hace un año- en Rota (Cádiz); otro en Cambrils (Tarragona); el piso en el que residían los padres del ex jefe de la Guardia Civil en Zaragoza, y cinco plazas de garaje. En total, el Estado recuperará 200 millones de pesetas de los 3.136 que el reo adeuda en multas e indemnizaciones.

Roldán ha burlado a la justicia la mayor parte del patrimonio robado gracias a las maniobras financieras de un hábil equipo de testaferros dirigido por Francisco Paesa, quien actuó como intermediario en la captura del ex director de la Guardia Civil en Laos y está imputado por un juzgado de Madrid por el encubrimiento de 1.700 millones de Roldán depositados en un banco de Singapur, de los cuales no se ha recuperado ni una peseta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de junio de 2001