Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Agut culpa de la caída de Terra a la volatilidad de Internet y no a su gestión

La filial de Telefónica no aumentará su participación en Lycos Europa

El sector de Internet está sometido a una gran volatilidad y ésa es la razón por la que las acciones de Terra registran mínimos en Bolsa. Ésta es la tesis que el presidente de Terra Lycos, Joaquim Agut, esgrimió ayer para rechazar que su gestión o la salud financiera de la compañía se puedan relacionar con la caída de la cotización. 'No hay absolutamente ninguna razón entre cómo evoluciona la Bolsa y una empresa desde el punto de vista operativo', indicó Agut, quien también argumentó que nunca se ocultó a los inversores que invertir en Terra suponía un alto riesgo. Los títulos de Terra se recuperaron ayer un 2,3% hasta los 8,43 euros, pese a acumulan una caída del 27,3% en lo que va de año.

No obstante, Agut, que realizó estas declaraciones en un curso sobre la nueva economía organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) en la Universidad Menéndez Pelayo, pronosticó que las empresas de Internet saldrán adelante.

Inmersa en este escenario de inestabilidad, Terra no piensa por el momento aumentar su participación en Lycos Europa, de la que posee un 29%, al menos hasta mayo de 2003, cuando venzan los acuerdos entre Bertelsmann y America Online.

El presidente de Terra Lycos confirmó que su empresa elevará hasta el 49% la participación en Uno-e, el banco por Internet del BBVA, tal y como está previsto, e indicó que asume las palabras de César Alierta, presidente del grupo, que no consideró adecuada la fusión entre Terra y TPI-Páginas Amarillas, pese a que Agut sí se mostraba favorable a esta operación.

En cuanto a los acuerdos con otras empresas, Agut aseguró que Terra piensa aliarse con compañías de la economía tradicional, aunque descartó que estos acuerdos culminen en compras. La filial de Telefónica tiene una liquidez de 400.000 millones.

El responsable de Terra Lycos insistió en que el fin del todo gratis en Internet está próximo, aunque no quiso adelantar las fechas en las que el usuario tendrá que pagar por una gran parte de los servicios que utilice en la red.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de junio de 2001