El alcalde socialista de Lleida invita a imitar las protestas de las comarcas del Ebro

El alcalde de Lleida y diputado autonómico, el socialista Antoni Siurana, ha hecho un llamamiento a representantes políticos, sociales y económicos de la provincia para que se opongan al Plan Hidrológico Nacional (PHN) porque, a su juicio, provocará serios perjuicios a la agricultura leridana que depende del agua de los afluentes del Ebro. Siurana pide que la oposición al PHN se evidencie 'con una actitud firme de rechazo'.

En una carta remitida esta semana a los principales representantes de esos sectores ciudadanos, el alcalde afirma que el PHN ha suscitado 'una gran preocupación, a pesar de que hasta la fecha todavía no se ha expresado con la contundencia que lo han hecho las poblaciones próximas a la desembocadura del Ebro', ya que buena parte del agua que se pretende trasvasar la aportan los ríos de Lleida, especialmente el Segre.

Más información
Aragón abre el camino para recurrir el Plan Hidrológico ante el Tribunal Constitucional

Siurana asegura que en Lleida 'no sólo no sobra agua, sino que no están atendidas todas sus demandas de regadíos actuales, ni las necesidades futuras'. El edil critica la actitud 'vacilante y contradictoria' del Gobierno catalán, al que acusa de traicionar los intereses de Cataluña y doblegarse, sin ninguna contrapartida, a la voluntad del Gobierno del Partido Popular.

Josep Maria Fabregat, parlamentario del PP por Lleida, calificó de 'incendiarias' las afirmaciones de Siurana.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS