Gerard Vázquez gana el Ciutat d'Alcoi de teatro en la clausura de la Mostra

Críticas al Consell por las ayudas a las salas

La Mostra de Teatre de Alcoy bajó anoche el telón tras cuatro dias de actividad. En el intermedio de la última de las 25 obras representadas, La Llei de la Selva, de Elvira Lindo, se hizo público el fallo del XXIX Premi de Teatre Ciutat d'Alcoi, dotado con un millón de pesetas y la publicación en Edicions 62. El jurado escogió por unanimidad El somriure del guanyador de Gerard Vazquez entre 47 obras presentadas y recomendó la publicación de Swiming Pool, de Juli Disla.

El Somriure del guanyador aborda la pena de muerte y la tremenda tragedia del nazismo a través de tres escenas independientes en el tiempo. El jurado presidido por el crítico de teatro en el diario La Vanguardia Santiago Fontdevilla, destacó la 'buena construcción' de la historia que 'encaja en el teatro realista' y denotó el conocimiento por parte del autor de las situaciones narradas. Todos coincidieron en las buenas cualidades para 'subir a escena' la obra ganadora. Su autor cuenta con 'cierta trayectoria', ya que fue reconocido con el Premi Born de teatro en Ciutadella y ha estrenado una obra en la sala alternativa de Barcelona Versus Teatre.

El fallo del premio cerró el festival teatral de Alcoy que en su XI edición ha variado su denominación por Mostra de Teatre Valencià. En el certamen que anoche se clausuró se pusieron en escena 25 espectáculos a cargo de 250 profesionales. Desde el pasado miércoles cerca de un centenar de programadores de salas han asistido a los montajes. Un grupo de ellos manifestó su preocupación por la cada vez menor ayuda de la Generalitat para al mantenimiento de salas. Esta 'reflexión crítica' acaparó la atención del acto de presentación del último informe del Circuit Teatral Valencià, que recoge los resultados en cifras del 2000. En el resumen destaca el aumento a 413.823 espectadores frente a los 395.437 que asistieron a las salas valencianas en 1999. También suben las funciones (que pasaron de 1.442 a 1.732), las compañías (de 379 a 490) y la inversión (que pasó de 409,2 a 529,7 millones).

En sintonía con los programadores, el director de Teatres de la Generalitat, Jaime Millás, dijo que es conveniente un mayor esfuerzo de la Administración para evitar que los resultados sean negativos a la conclusión del próximo informe. 'Si se siguen reduciendo las ayudas el proyecto se irá desvaneciendo porque las salas dejaran de cumplir los objetivos', agregó José Ayelo, miembro de la junta directiva del CTV.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS