El camionero del GAL, condenado por pertenencia a banda armada

La Sala Penal del Tribunal Supremo ha condenado a Miguel Brescia, el camionero de los GAL, a un total de 67 años de prisión por el asesinato de dos ciudadanos franceses en la localidad de Bidarray, en febrero de 1986. El Supremo ha incluido en la condena el delito de pertenencia a banda armada, del que Brescia había sido absuelto por la Audiencia Nacional, que no estimó acreditado que actuara como integrante de los GAL.

La sentencia deja prácticamente inalterada la condena de 68 años de cárcel que le impuso la Audiencia, al reducir el Supremo de 58 a 50 las penas por los dos delitos de asesinato y añadirle siete años por pertenencia a los GAL.

El alto tribunal ratifica que el 17 de febrero de 1986, Miguel Brescia y dos acompañantes, contratados por un tal 'Oscar' para 'matar a un refugiado vasco' por siete millones de pesetas, se apostaron en las proximidades de la localidad de Bidarray, y cuando vieron llegar un Citroën como el que tenía el 'refugiado vasco' señalado como objetivo, abrieron fuego contra sus ocupantes, causando la muerte a dos ciudadanos franceses, Christophe Machicotte y Catherine Brion.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 30 de mayo de 2001.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50