Un grupo de jóvenes 'skins' propina una paliza a un repartidor de comida chino

Un grupo de jóvenes con estética skin-head (cabezas rapadas) agredió el sábado en Sant Feliu (Baix Llobregat) a un ciudadano de origen chino con cadenas y cascos de motocicleta, según consta en la denuncia. La policía ha localizado y detenido a uno de los agresores, que ha quedado en libertad tras declarar. La agresión se produjo minutos después de la media noche del sábado en la plaza de Pere Dot.

El joven asiático, J. L., pasaba allí con la motocicleta que utiliza para hacer el reparto a domicilio de la comida de un restaurante chino de la ciudad. La víctima venía de hacer un reparto cuando tres jóvenes se el acercaron y le obligaron a bajar de la moto. Entonces aparecieron una veintena de jóvenes y sin que mediara discusión alguna comenzaron a pegarle puñetazos y patadas y a golpearle con cascos de moto y cadenas.

Más información
Un grupo de 'rapados' incendia una iglesia evangélica frecuentada por rumanos en Madrid
Un ecuatoriano es agredido en una iglesia evangélica de Vallecas

La versión que ofreció a la policía el único supuesto agresor detenido es diferente. Según este joven, fue J. L. quien se acercó a ellos con actitud desafiante y en unos minutos aparecieron más jóvenes asiáticos. Entonces unos y otros se enzarzaron en una pelea.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS