Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Joan Tugores, nuevo rector de la Universidad de Barcelona tras retirarse los otros dos candidatos

El sustituto de Caparrós obtiene el apoyo de poco más de la mitad de los claustrales

El economista Joan Tugores Ques (Palma de Mallorca, 1953) fue elegido ayer rector de la Universidad de Barcelona (UB) después que los otros dos pretendientes al cargo, Màrius Rubiralta y Enric Canela, retiraran sus candidaturas, el primero incondicionalmente y el segundo al enterarse de que los estudiantes y el personal administrativo se inclinaban por Tugores. El nuevo rector fue votado sólo por 266 de los 500 claustrales de la UB y deberá someterse a una votación de confianza dentro de seis meses, cuando se renueve el claustro. Hubo 69 papeletas en blanco.

El resultado de la votación de la jornada del miércoles -Tugores, 132 votos; Rubiralta, 93, y Canela, 75-, en la que era necesaria la mayoría absoluta, dejaba poco margen de maniobra. La relativa sorpresa que dio Tugores al colocarse por delante de Rubiralta, unida a la abstención de los representantes estudiantiles y del personal de administración y servicios (PAS), indicaba a las claras que el colectivo de los profesores se inclinaba por Tugores y que no había funcionado la maniobra de Rubiralta de integrar en su candidatura a Jesús Contreras, presidente de la División de Humanidades, un colectivo que se siente perjudicado por la gestión de Rubiralta en el Parque Científico de Pedralbes.

En una votación con mayoría simple y tres candidatos en liza casi todo era posible, pero Canela, que se resistía a pactar con uno de los otros dos candidatos, decidió retirarse. De este modo, cuando ayer por la mañana se abrió el turno de palabras y anunció que retiraba su candidatura, inclinó de hecho la balanza en favor de Tugores.

Las formas, sin embargo, desempeñaron un papel muy importante. El proceso se desarrolló con elegancia. Rubiralta anunció que actuaría en función de la decisión de los alumnos y los miembros del PAS; éstos desvelaron sus preferencias por Tugores, y Rubiralta se retiró y pidió que sus votantes se sumaran a una candidatura de unidad. La escena provocó una ola de emoción entre los claustrales, cuya autoestima ha mostrado más de una grieta durante estos dos días.

Catarsis y calor

Tugores percibió la catarsis y el calor de la situación. El nuevo rector planteó 'el principio de una nueva etapa' dentro del 'clima de lealtad, respeto y dignidad' que ha generado este proceso electoral, lo que en su opinión supone 'un llamamiento a recuperar el orgullo de ser miembro de la comunidad universitaria de la UB' y a demostrar que es ' la primera universidad y el activo más importante del país'.

El vencedor y los dos candidatos ya no se separaron, como muestra de la necesidad de 'integración' de todos los sectores de la UB, y asistieron juntos a la primera conferencia de prensa, Tugores en el centro, Canela a su derecha y Rubiralta a la izquierda. El nuevo rector se apresuró a invitar a los otros dos candidatos a integrarse en el equipo de gobierno recordando que en su programa hay 'al menos cuatro cargos en los que se señalaba que estaban pendientes de nombramiento'. 'Coser' o 'recoser' fue, sin embargo, la idea clave expresada por Tugores, partidario de reforzar la 'cohesión interna', algo difícil en una universidad de más de 67.000 alumnos y 4.000 profesores. Entre la comunidad universitaria, dijo, existe cierta sensación de que no se reconoce suficientemente el papel de la UB como 'la primera institución pública de Cataluña, en el ámbito científico y docente', por lo que habrá que hacer un esfuerzo en la proyección al exterior. 'En universidades más recientes', dijo, 'se ha insistido en este aspecto, pero en la UB no nos hemos preocupado hacer público lo que hacíamos'.

Los asuntos conflictivos aparecidos durante la campaña quedaron ayer aparcados. Tugores había anunciado que pondría bajo control del rectorado el Parque Científico y los otros institutos de investigación y de docencia externa de la UB, pero ayer se limitó a asentir cuando Rubiralta explicó que tan sólo hay algunos problemas 'de forma de hacer las cosas' debidos a que la UB ha tenido que inventarse el modelo partiendo de cero ya que no había otros referentes. 'En este ámbito me apoyaré en Rubiralta', dijo Tugores.

Como no podía ser menos, el nuevo rector denunció el 'trato discriminatorio' que la UB recibe por parte de la Generalitat en cuanto a financiación respecto a otras universidades. Más preciso fue al hablar de la necesidad de cambiar el modelo de financiación actual, que, a su juicio, 'penaliza' a las universidades que, como la UB, realizan un mayor esfuerzo en investigación. Tugores se mostró abierto a la colaboración con instituciones privadas, pero dejando bien claro cuál es el territorio de la universidad y evitando la mezcla.

El proyecto de ley de universidades del Gobierno del PP volvió a llevarse palos. Se trata de un texto, dijo Tugores, 'que no hace las preguntas adecuadas y por tanto difícilmente dará las respuestas correctas'. El proyecto del PP, añadió, es 'intervencionista y reglamentista' en cuestiones que son competencias de las comunidades autónomas y las universidades. 'Parece un compendio de obsesiones del Gobierno', sentenció.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de mayo de 2001