Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Verónica Forqué busca la risa en 'La tentación vive arriba', su debú en la dirección

Verónica Forqué está convencida de que la risa 'cura muchas enfermedades', por eso ha elegido una comedia para debutar en la dirección de escena. La tentación vive arriba, la obra de George Axelrod que Billy Wilder llevó al cine en 1955 con Marylin Monroe, está desde ayer y hasta el domingo en el teatro Lope de Vega de Sevilla.

El primer trabajo como directora de Verónica Forqué, estrenado en septiembre del 2000, cuenta con un elenco muy televisivo. Para Toni Acosta, la actriz tinerfeña conocida por su participación en la serie de televisión Policías, es también su debú en el teatro y lo hace nada menos que encargándose de la protagonista. El papel con el que Marylin Monroe (sobre una rejilla del metro de Nueva York y con un vestido blanco que flotaba en el aire) se convirtió en parte del imaginario colectivo.

'Billy Wilder no llevó al cine el texto original por la censura. Nosotros hemos tenido libertad y, además, Verónica ha jugado a buscar lo opuesto de la película. Empezando por mí, que no puedo ser más morena', aseguró ayer Toni Acosta.

El actor Antonio Molero sustituye, desde hace 15 días, a Chete Lera en el papel de Rodríguez. Y Eva Isanta interpretará a su esposa, personaje que antes hacía Miriam Montilla. Verónica Forqué, con una larga trayectoria en cine y televisión casi siempre en papeles cómicos, ha trasladado la acción a un verano madrileño y humaniza a los personajes, especialmente a la chica objeto de la tentación, que no es la ingenua tonta, sino una mujer que sabe lo que hace.

'No se trata del típico macho que quiere ligarse a la chica, sino de un hombre víctima de una situación que le supera', comentó Antonio Molero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de mayo de 2001