Ex socios de MNA llevan la venta de la aseguradora a Caixa Catalunya ante el juez

La querella de la Fiscalía Anticorrupción por apropiación indebida contra la anterior cúpula directiva de Caixa Catalunya por la compra de Multinacional Aseguradora (MNA) motivó ayer que las familias fundadoras de la empresa se personaran ante el juzgado número 27 de Barcelona como perjudicados. Los ex socios vendieron en enero de 1995 a la sociedad suiza Scaninvestment Services el 29% de la empresa por 500 millones de pesetas. Dos meses después, la firma suiza revendió este paquete a Caixa Catalunya por 4.400 millones.

En el Consejo de Administración de Caixa Catalunya existe un cierto malestar por la operación de la venta de MNA. El presidente de la entidad, Antoni Serra Ramoneda, no pudo ser localizado ayer por este diario. Medios de la entidad afirman que el presidente debería dar una explicación, ya que esta operación fue aprobada por este órgano ejecutivo.

Uno de los perjudicados manifestó ayer que los antiguos accionistas ofrecieron sus acciones a varias entidades, entre ellas a Caixa Catalunya, que declinó el ofrecimiento, aunque meses después compró los títulos en Suiza por un precio ocho veces superior al que cobraron los antiguos accionistas. La oferta de venta a la caja se hizo 'de forma verbal' ante un miembro de la dirección, sostienen estas fuentes. Estos accionistas han puesto los hechos en conocimiento de la Fiscalía Anticorrupción, añadieron las fuentes consultadas.

Los accionistas españoles que controlaban MNA hasta 1995 han denunciado a la fiscalía que Carlos Ferrer les propuso vender sus acciones a Scaninvestment Services. Por su parte, David Grebler, de nacionalidad suiza, aunque vinculado a negocios en Barcelona, figura como representante de la empresa en España en una carta que obra en poder de la fiscalía, aseguran las fuentes consultadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0023, 23 de mayo de 2001.

Lo más visto en...

Top 50