Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La gran final de la Liga de Campeones | FÚTBOL

El trauma del 99

Con frases que hablan de una 'herida' o de 'Dios' ilustran la situación del Bayern Múnich sus directivos y sus jugadores. Para Hitzfeld, su entrenador, caer en el último minuto en la final de 1999 fue una 'herida'. El Manchester United se llevó la Copa de Europa después de que el Bayern dominara aquel encuentro desde el minuto 20. El trauma que supuso esa derrota colea en la plantilla alemana y ayer se hizo más palpable que nunca que, además de superar al Valencia, el cuadro bávaro deberá enfrentarse a sus viejos fantasmas. Para superarlos con éxito, algunos de ellos invocan fuerzas supraterrenales. Como el director general, Uli Hoeness, que el domingo aseguró: 'Ahora Dios está de nuestra parte'.

Effenberg le secundó ayer: 'Pertenecemos a los mejores y estoy seguro de que Dios nos contempla. Pero en el 99 vivimos una situación distinta porque ganamos la Bundesliga con 15 puntos de diferencia y perdimos la tensión. Ahora no tendremos que reconstruir la tensión porque estamos tensos después del partido del sábado pasado (empate, 1-1, con el Hamburgo en los minutos finales), en el que ganamos el campeonato. Además, lo del Manchester es historia y no quiero que ninguno de nuestros jugadores tenga eso en su mente. Está muy lejos. Así que no contesto más preguntas sobre ese asunto'.

Hitzfeld dijo que posee un equipo mentalmente más fuerte que en 1999: 'El sábado ganamos la Bundesliga en los últimos tres minutos. Ahora hemos aprendido que no sólo se puede perder en tres minutos, sino que también se pueden ganar partidos. Después de aquella final, el equipo reaccionó bien y ganamos la Copa de Alemania. Nuestros objetivos son diáfanos. Ganar esta Copa ha sido nuestra meta crucial desde que comenzó la temporada'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de mayo de 2001