Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Internacional

Agónico empate del Roma ante el Juventus

En el escenario del estadio Delle Alpi de Turin, vestido con las galas de las grandes ocasiones y repleto con 70.000 almas, Juventus y Roma -segundo y primero del campeonato y separados por seis puntos-, se presentaron a una cita que se antojaba definitiva a cinco jornadas del final.

El Juventus salió a jugarsela con rabia y con la intención de demostrar, y demostrarse, que todavía tiene mucho que decir. No habían pasado cuatro minutos del pitido inicial y los aficionados juventinos andaban ya gritando gol, tras presentarse en solitario Del Piero en el área pequeña y rematar de cabeza un centro de Zidane.

El Roma acusó el tempranero mazazo y le temblaron las piernas. Todavía andaba vacilante cuando, en el minuto seis, Zidane, recibió el balón fuera del area, avanzó en linea recta hasta pisar la media luna y ajustó su derechazo raso. Por entonces sólo había un equipo en la cancha, el Juventus, que pudo liquidar definitivamente el pleito. Le faltó puntería. Y lo pagó. Porque el Roma se fue levantando. Nakata, que reemplazó a Totti, empalmó un soberbio derechazo desde fuera del área que se clavó en el angulo derecho de Van der Sar . Se llegó al tiempo añadido con el Roma volcado y Montella consiguió un agónico empate a dos, que deja las distancias como estaban, pero que acerca al Roma al título.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de mayo de 2001