Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Tres universidades de Valencia compiten en un mismo campo

La demanda supera en todos los casos la oferta de comunicación

Reconoce Marina Segarra que el proceso de implantación de la titulación de Comunicación Audiovisual, ha sido 'complejo porque la universidad está muy vinculada a la tecnología y había un cierto recelo en trasladar una titulación de corte creativo y humanístico'. No obstante, esta profesora apuesta por el trasvase de los profesores y alumnos entre departamentos evitando el encasillamiento de los centros, para optimizar los recursos existentes y el flujo de conocimientos. Este argumento explica la implantación de la carrera en Gandia, donde ya está implantada la Ingeniería en Imagen y Sonido, así como la existencia de un master de creación multimedia, codirigido por profesores de las escuelas de Informática y Bellas Artes, en el campus de Vera, y las prácticas en Instituto de Ciencias de la Educación (ICE), dotado de herramientas multimedia para las prácticas de estudiantes de diferentes carreras. 'Además', añade Segarra, 'escogimos Gandia para complementar una oferta que en Valencia ofrece la Universidad Literaria'.

Universidad de Valencia. Desde la Universidad de Valencia, Josep Gavaldà, director del departamento de Teoría de los Lenguajes y profesor de Comunicación Audiovisual no deja lugar a dudas: 'La oferta de la universidad pública había estado muy por debajo de la demanda social'. A pesar de encontrarnos en 'la periferia' con una 'industria valenciana que no es la clásica, en la que prima como salida laboral las pymes y el autoempleo'. De ahí que en la remodelación del plan de estudios de Comunicación Audiovisual, implantada este curso aprovechando la creación de Periodismo, se incida en la línea multimedia, además de la especialización del conglomerado: radio, televisión y cine.

La particularización es también el buque insignia de Periodismo: Ciencia y Tecnología, y Sociedad, Política y Economía. Ambas carreras destilan un carácter práctico desde el primer ciclo compartido con asignaturas como: Introducción multimedia, Tecnología de la radio y televisión, o Teoría y práctica del hipertexto.

La universidad quiere inculcar en los universitarios la familiaridad con la tecnología audiovisual más puntera. Por ello, las inversiones para equipar el Taller de Audiovisuales de la Universidad de Valencia (TAU), ubicado en el Aulario V del Campus de Blasco Ibánez, se elevan a 400 millones de pesetas, incluídas las infraestructuras y acondicionamiento de las salas, según el Vicerrectorado de Infraestructuras. El TAU dispone, en este momento, de tres estudios. El primero, que permite trabajar la información desde 22 ordenadores que comparten la información con un servidor. De esta manera el aprendiz de periodista trata las noticias de manera integrada y escalonada en diferentes formatos: escrito, digital, radiofónico y televisivo. Asimismo, desde cada equipo se puede acceder a cualquier teledifusora, radiodifusora y paquetes de pago para recoger información. 'Nuesta filosofía es integrar las aplicaciones tecnológicas en un mismo lugar de trabajo que, en definitiva, es la mecánica de las redacciones digitales', comenta Miquel Francés, responsable del TAU y profesor en Comunicación Audiovisual.

El segundo estudio cuenta con un plató en directo y el tercero está destinado a la posproducción de imágenes y diseño de páginas web. Ambos están ya en funcionamiento, a falta una próxima inversión. Pendiente de dotación de equipos está el cuarto estudio que se dedicará a la creación multimedia. En total habrá cuatro servidores interconectados con sonidos, imágenes en movimiento y fijas, y multimedia.

Universidad Cardenal Herrera-CEU. La mayor oferta de plazas en Comunicación del sistema universitario valenciano corre a cargo de la Cardenal Herrera: 240 plazas para Periodismo, 160 para Publicidad y 120 para Comunicación Audiovisual. En la actualidad, cursan Periodismo en el campus de Alfara del Patriarca 260 alumnos, mientras Publicidad acoge 810 estudiantes y Comunicación Audiovisual, casi 400.

Tratándose de una universidad de gestión privada, una de las ventajas para el aspirante es la inexistencia como tal de la 'nota de corte' para acceder a estos estudios, porque para la selección de los candidatos se utilizan diversos criterios, aunque, en todo caso, es requisito indispensable haber superado las Pruebas de Acceso a la universidad. También es cierto que para el usuario el coste es mayor, pero este curso las aulas están al completo y hubo, incluso, listas de espera. Las tres titulaciones han inaugurado en este periodo académico los nuevos planes de estudio con la enseñanza estructurada en créditos y está previsto que los profesores reciban clases para amoldar la docencia a las nuevas necesidades.

No hay aquí itinerarios de especialización estipulados: 'No somos partidarios de marcar unas asignaturas. La demanda del mercado obedece a la multidisciplinaridad de un profesional que encaja en cualquier puesto', defiende Javier Viciano, director decano de la Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas, que es el centro donde se imparten las distintas especializades de comunicación. Junto a este centro, ubicado en las proximidades de Valencia, la universidad Cardenal Herrera ultima las obras de la nueva biblioteca de 5.000 metros cuadrados, que contará con una de las hemerotecas universitarias más atractivas.

Pero también hay previstas nuevas y amplias instalaciones audiovisuales. Un edificio de 3.300 metros cuadrados de extensión albergará las dependencias destinadas a las prácticas de televisión, fotografía y radio. Todo el edificio estará cableado por fibra óptica y se instalarán canales internos para permitir la transmisión de emisiones propias. Las apuestas continúan.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 30 de abril de 2001