Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cadena Mas y Mas duplicará el número de supermercados en cinco años

Los responsables de Mas y Mas, que tiene en la actualidad 50 establecimientos, quieren duplicar esta cifra en cinco años. Una expansión en la que invertirán 1.000 millones de pesetas al año. La intención de esta empresa de distribución de Pedreguer, que ahora tiene sus tiendas diseminadas en poblaciones pequeñas y medianas, en muchos casos en zonas turísticas, es implantarse en las principales ciudades de la Comunidad.

La expansión de Mas y Mas deberá ir acompañada de la potenciación de su red logística. La empresa duplicó, el año pasado, los 5.000 metros cuadrados de su plataforma de alimentación de Pedreguer, que prevén volver a ampliar en el plazo de dos años, y construyó la plataforma de pescado fresco de Mercavalencia. La previsión es destinar, cada año, el 30% de su inversión a la logística.

Mas y Mas emplea a 825 personas, una cifra que esperan aumentar a un millar con las nuevas aperturas. El director general de la empresa, José Juan Fornés, explica que el 80% de sus empleados tienen contrato fijo y el 20% restante está contratado de forma temporal. Una situación 'que hace cinco años era a la inversa', recuerda. Sus supermercados tienen una media de 750 metros cuadrados, una cifra que tienen vocación de ampliar hasta los mil metros. En sus establecimientos comercializan alrededor de 10.000 referencias y de ellas un 25% aproximadamente son productos frescos, 'lo que más fideliza', según Fornés. El 12% de las referencias son productos de marca blanca.

Mas y Mas es una empresa familiar que se fundó en los años cincuenta y se destinaba en un primer momento a la distribución mayorista. En 1981 se abrió la primera tienda en Pedreguer y diez años después compró los cuatro supermercados de Mengual Soler, en la misma zona. La expansión, en la que apuestan por la apertura de tiendas propias, se completó también con la compra de 15 supermercados de Castellon Autoservicios Romero. 'Queda mucho por hacer. La empresa necesita crecer para ser más competitiva y optimizar costos', comenta Fornés. En 1999 facturó 11.500 millones de pesetas, con unos beneficios netos de más de 170 millones de pesetas. La facturación alcanzó los 13.000 millones de pesetas el año pasado y este año sus responsables esperan superar los 15.000 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 30 de abril de 2001