Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Portugal mira hacia el mercado español para reactivar su economía

Guterres insta a aumentar las exportaciones

Durante la sesión mensual de control parlamentario al Gobierno del pasado viernes, António Guterres atribuyó la actual desaceleración económica a la recesión internacional y a motivos coyunturales. Ante esa situación y las previsiones pesimistas para el futuro de la economía nacional, el primer ministro propuso cinco apuestas estratégicas para reactivar el crecimiento: acelerar el ritmo de las inversiones públicas, incentivar la inversión extranjera de calidad, apoyar los esfuerzos privados, aumentar las exportaciones privilegiando el mercado español y mejorar la consolidación de las finanzas públicas.

Guterres afirmó que la reactivación del crecimiento económico 'exige una apuesta decidida en las exportaciones. Hay una gran oportunidad: el mercado español, porque es el más próximo, porque era de los más cerrados y se está abriendo, y por el desequilibrio de los intercambios'.

Primer cliente

El gobernante subrayó que las exportaciones de Portugal a España crecieron el 22% en el último año y explicó que España 'es ya nuestro primer cliente, pero sólo nuestro noveno abastecedor, con apenas el 3% de sus compras'. En respuesta a una pregunta del líder comunista, Carlos Carvalhas, sobre las relaciones comerciales con Madrid, Guterres aseguró que las exportaciones portuguesas a España se podrían duplicar o triplicar en los próximos años con una política adecuada de incentivos y una campaña de promoción de los productos nacionales en el país vecino. Durante 2000, Portugal vendió a España productos por valor de 4.865 millones de euros (809.467 millones de pesetas) y compró productos españoles por un total de 10.520 millones.

El primer ministro anunció recientemente que 'el nuevo designio nacional' para 'vencer el atraso estructural' del país consistirá en el abordaje del mercado español 'como una prolongación del mercado nacional'.

En este sentido, el ex primer ministro conservador, Aníbal Cavaco Silva, también ha defendido una mayor coordinación de los dos países para mejorar e impulsar la interdependencia de sus economías y propuso a finales del año pasado la integración de las Bolsas de Madrid y Lisboa para organizar un mercado mayor.

Asimismo, Guterres se mostró convencido de que España y Portugal seguirán recibiendo fondos comunitarios tras la ampliación europea en 2006 y reconoció la existencia de una articulación de políticas entre los países que reciben fondos de cohesión, aunque rechazó que el presidente español, José María Aznar, haya asumido las funciones de portavoz de la Europa del sur para mantener esa financiación procedente de la UE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de abril de 2001