Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Cierre de hospital

Desde hace 23 años - he cumplido 41- padezco una enfermedad reumática, crónica y progresiva que me controlan en el Hospital de Malalties Reumàtiques de Barcelona. Durante todo este tiempo me he sentido atendido por excelentes profesionales en todos los aspectos.

El día 17 de abril de 2001, solicité una visita con el reumatólogo, que merece toda mi confianza, y me informaron de que no podían darme hora debido al próximo cierre del hospital. Me quedé preocupado cuando una delegada del Instituto Catalán de la Salud me explicó que distribuirían nuestras historias clínicas a los médicos especialistas de zona. Ahora bien, historias clínicas como la mía y otras muchas no se asimilan en el tiempo del que dispone un médico especialista de zona para atender a sus pacientes -¿o sí?-, sin mencionar la relación entre médico y paciente que se adquiere a lo largo del tiempo.

Por razones presupuestarias cierran el Hospital de Malalties Reumàtiques, el único de esta especialidad en Cataluña. Paradójicamente, por razones que no se entienden, se utiliza el dinero de todos para cambiar el nombre de carreteras, autovías y autopistas. ¿Tiene alguna lógica?

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de abril de 2001