Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pujol sostiene en el homenaje a Lluch que sólo el diálogo acabará con el terrorismo

El presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, hizo ayer una apasionada defensa del diálogo como única forma de salir del 'túnel' del terrorismo en el País Vasco, y subrayó que el diálogo implica también hacer concesiones, aunque resulten dolorosas. Pujol clausuró ayer el homenaje solemne que el Parlament tributó al ex ministro socialista Ernest Lluch, asesinado por ETA el pasado mes de noviembre.

En el acto de ayer se hizo entrega a la familia de Lluch de la medalla de oro que el Parlament ha concedido al ex ministro, in memoriam. El presidente de la Cámara, Joan Rigol, recordó que el homenaje se hacía extensivo a todas las víctimas del terrorismo, que estuvieron representadas por el portavoz de la asociación que las agrupa, Roberto Manrique. El Parlament también hizo entrega de su máxima insignia al historiador jesuita Miquel Batllori.

Pujol elogió la trayectoria de Batllori y de Lluch y aprovechó el acto para lanzar de nuevo el mensaje de diálogo que caracterizó la postura del ex ministro socialista ante el conflicto vasco. El presidente catalán admitió que en ocasiones forzar el diálogo puede llevar a cometer errores, pero consideró que 'el diálogo es la única garantía de éxito para salir del túnel'. Pujol evocó los dramáticos ejemplos del irlandés Michael Collins, el egipcio Annuar el Sadat y el israelí Isaac Rabin -todos ellos murieron asesinados- y elogió la valentía que tuvieron al apostar por el diálogo, aun haciendo concesiones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de abril de 2001