Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un solo punto impide el acuerdo entre los 'sin papeles' y el Gobierno

Se mantiene el encierro en la Iglesia de Vera de la Malva-rosa

Después de un encierro que ya supera los tres meses, desde que el 17 de enero comenzara en la iglesia de la Inmaculada de la Malva-rosa, la protesta que han llevado adelante unos 40 inmigrantes está próxima de llegar a su fin, según fuentes de los extranjeros. Tras la iglesia de la Malva-rosa, llegaron los encierros en la antigua facultad de empresariales del campus de Blasco Ibáñez, el campus de Tarongers, las iglesias del Pilar y Santo Tomás, la Asociación de Vecinos de Benimaclet y la iglesia de Vera en la Malva-rosa de Valencia, lugar en en que se encuentran actualmente.

Esta iglesia será la última etapa de la protesta si, como apuntan los representantes de los encerrados, está cerca un acuerdo que permita regularizar la situación de los miles de inmigrantes sin papeles que llegaron a la Comunidad antes del 23 de enero de este año, fecha en la que entró en vigor la ley de extranjería.

Ayer, representantes de los inmigrantes y de la Delegación del Gobierno mantuvieron una reunión que sirvió para acercar posturas, según indicó la portavoz de los extranjeros, Marcia Quizhpe. 'Hemos avanzado muchísmo', apuntó la portavoz de la asociación Hispano-Ecuatoriana Rumiñahui, 'creemos que se ha recogido la gran parte de nuestros planteamientos'. Los inmigrantes entregaron un documento en el que se incluyeron modificaciones a las medidas planteadas por la delegada del Gobierno, Carmen Mas, destinadas a regularizar la situación de gran parte de los extranjeros que carecen de permisos de trabajo y residencia. Al final de la tarde, la Administración y los inmigrantes acercaron las posturas y accedieron a las reclamaciones de las partes con la única excepción de un aspecto concreto, que impidió que se cerrara el acuerdo.

En todo caso, este aspecto, es 'superable', a juicio de Quizhpe, por lo que aventuró que el acuerdo está próximo. 'El objetivo es que el acuerdo permita abarcar al mayor número de personas', apuntó la portavoz de los sin papeles. De esta forma, los inmigrantes se reunirán próximamente, en una fecha aún no determinada, para salvar este último escollo con la Administración y alcanzar la regularización de buena parte de los trabajadores extranjeros que se encuentran sin amparo legal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de abril de 2001