Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los expertos afirman que la autovía entre Alicante y Alcoy debería drenar la lluvia si estuviera bien hecha

El catedrático de Seguridad Vial de la Universidad Politécnica de Valencia Luis Montoro criticó ayer en Alicante la 'precipitación' con la que se construyen algunas carreteras y la 'falta de estudios complementarios' en las obras. A su juicio, el corte de la autovía entre Alicante y Alcoy, a la altura de Sant Vicent del Raspeig, a causa del aguacero que descargó el miércoles sobre el territorio valenciano, se podría haber evitado si la carretera hubiera estado bien hecha. 'La carretera debería estar preparada para episodios de lluvias de este tipo', recalcó el catedrático de la Politécnica.

La lluvia que cayó el miércoles en la provincia de Alicante -hasta 48 litros por metro cuadrado- originó cinco accidentes de tráfico, con el resultado de un muerto y 21 heridos. La autovía Alicante-Alcoy, de reciente construcción, no soportó el aguacero y se inundó a su paso por Sant Vicent. La circulación permaneció cortada durante dos horas.

El gerente del Real Automóvil Club de Alicante (RACE), José Tomás Lozano, explicó que la antigua Nacional 330 se desdobló para convertirla en autovía y en alguno de sus tramos se cambió el sentido de los carriles, lo que dificulta la circulación.

Tanto Montoro como Tomás Lozano también achacaron los accidentes a la falta de costumbre de los alicantinos en la conducir con lluvia.

Por otro lado, el diputado nacional del PSOE por Alicante Justo González preguntó ayer al Gobierno cuáles fueron las causas que impidieron el correcto drenaje de la autovía, y si el Ministerio de Fomento va a adoptar medidas para evitar nuevos cortes del vial. Asimismo preguntó si Fomento iniciará averiguaciones para esclarecer las deficiencias de una vía que 'apenas lleva unos meses funcionando'.

Los socialistas han denunciado en repetidas ocasiones la 'dejadez' del Gobierno con la provincia de Alicante en cuanto a inversiones en infraestructuras. Los responsables del Gobierno, según el parlamentario del PSOE, siempre encuentran argumentos para justificar el incremento de accidentes en las carreteras: 'Unas veces se habla del buen tiempo que anima al uso del vehículo; otras a la bonanza económica que ha producido el incremento del número de vehículos, pero no de la necesidad de invertir en infraestructuras'.

El tramo de autovía entre Sant Vicent y Castalla se inauguró el pasado noviembre. Las obras costaron 7.000 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de abril de 2001