Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

¿Qué plaza quiere usted?

El Ayuntamiento de Pamplona envía 100.000 folletos pidiendo sugerencias para su nuevo centro

Los vecinos de Pamplona han comenzado a recibir esta semana en sus casas los 100.000 trípticos que les ha remitido el Ayuntamiento para defender su idea de construir un aparcamiento subterráneo bajo la Plaza del Castillo y pedir sugerencias para la redacción definitiva del proyecto. La iniciativa, que va a costar cinco millones de pesetas, es inédita en el municipio y con ella se pretende neutralizar los efectos de la mayor polémica urbanística generada en la ciudad en los últimos años.

El equipo de gobierno de Yolanda Barcina (UPN) se negó rotundamente, con el apoyo socialista, a convocar un referéndum sobre un proyecto que cambiará de uno de los espacios más queridos de la ciudad, petición que respladaron las firmas de cerca de 25.000 vecinos. Pese a ello, la fuerza de esa iniciativa social y las numerosas voces disconformes con diversos extremos del proyecto llevaron al Ayuntamiento a mantener algunos de los elementos actuales de la plaza, como los mosaicos de piedra de río Ebro colocados a mediados del siglo pasado. Además, la corporación ha decidido dirigirse por carta a todos los domicilios de Pamplona explicándoles el proyecto y añadiendo una hoja para sugerencias cuya remisión al consistorio es gratuita.

El pasado 5 de abril, el mismo día en que se rechazó la posibilidad del referéndum, el consistorio adjudicó la construcción y explotación del aparcamiento, que contará con 802 plazas y promoverá la firma Estacionamientos y Servicios, del grupo FCC. El Ayuntamiento ha decidido conservar el actual quiosco y los mosaicos de la superficie y crear nuevas zonas arboladas. La constructora asume el coste total del proyecto, que superará los 2.000 millones de pesetas.

La decisión de construir el garaje subterráneo es inamovible para regionalistas y socialistas, que recalcan el fuerte déficit de estacionamientos que sufre el centro de la ciudad, con 750 plazas frente a unas necesidades de 5.000 a medio plazo. El equipo de gobierno niega las acusaciones de que detrás del aparcamiento estén fundamentalmente los intereses de grupos hosteleros, que gozarán de una importante reserva de las futuras plazas de estacionamiento.

Es indudable que diversos negocios se beneficiarán del proyecto, pero UPN insiste en que los 2,8 millones que costará cada nueva plaza serán subvencionados para los vecinos más necesitados, equiparando su precio final al de cualquier garaje de viviendas protegidas.

El folleto oficial, titulado La Plaza del Castillo, siempre en constante evolución, recuerda a los ciudadanos que ningún espacio público permanece inalterable con el paso del tiempo. Las sugerencias admitidas se incorporarán a un proyecto que debe iniciarse en julio, para intentar finalizar la mayor parte de las obras antes del comienzo de los sanfermines de 2002. El Ayuntamiento someterá a exposición pública el proyecto en junio. Será el momento de comprobar hasta qué punto ha sido receptivo con las sugerencias de los ciudadanos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de abril de 2001