Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Homs ve 'cerca' un acuerdo con el Gobierno sobre la financiación

El consejero de Economía de la Generalitat de Cataluña, Francesc Homs, aseguró ayer que detectaba 'una buena predisposición del Gobierno', así como de otras fuerzas políticas y comunidades autónomas, para alcanzar un nuevo modelo de financiación autonómica para el próximo quinquenio. Homs se reunió esta tarde durante tres horas con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para avanzar en la negociación de este nuevo sistema, dentro de la ronda que mantiene el Ministerio con responsables autonómicos y políticos para poner en marcha el nuevo modelo de financiación a partir del próximo 1 de enero. En conferencia de prensa, el consejero definió la entrevista como 'intensa y tremendamente positiva' y en ella hubo coincidencias 'en los elementos más estructurales y determinantes' del sistema. Precisó que será el tiempo el que haga 'estable y suficiente' al modelo, con unos criterios que deben reforzarse en cuanto a la corresponsabilidad fiscal y la suficiencia financiera de acuerdo con las competencias que tienen las comunidades. Agregó que el Gobierno acepta 'mayores capacidades normativas en los tributos cedidos y en la cesta en la que participan los impuestos indirectos', así como los criterios para garantizar la solidaridad de las autonomías, la transparencia y la mayor coordinación en la acción gestora de los tributos en el futuro. Francesc Homs indicó que 'estamos cerca de lo que son los criterios básicos y los principios fundamentales que se deben consolidar' y expresó su deseo de que el acuerdo sea de Estado, 'que pueda permitirnos la complicidad de todas las Administraciones y el consenso entre las fuerzas parlamentarias'. Respecto a la temporalidad del modelo, destacó que 'debe hacerse de forma que el tiempo lo haga estable' y puso el ejemplo de la Constitución o de los Estatutos de Autonomía, 'que el tiempo los ha hecho estables'. 'Se trata de hacer una norma -continuó-, que redefina la distribución de los recursos públicos entre las Administraciones central y autonómica y que en su desarrollo y aplicación el tiempo la haga estable'. Recordó que la revisión quinquenal está en función de que las novedades que se introduzcan 'garanticen la solidez', ya que 'la estabilidad se consolida en su desarrollo', aunque, advirtió que la actual ley de financiación autonómica prevé la revisión cada cinco años. Sobre las garantías del nuevo sistema, señaló que las fuentes de financiación de las autonomías 'se definen de forma más importante sobre una cesta de impuestos indirectos', pero hay que incorporar 'otras garantías' para asegurar el control del gasto, especialmente del sanitario. El consejero catalán dijo que si se asume que la Sanidad entra dentro del sistema de financiación general, 'deben establecerse las garantías de que se pauta y se controla el crecimiento del gasto'. En su opinión, 'sería positivo que en el futuro el modelo de financiación nos permitiera integrar los dos sistemas en uno solo, pero debe hacerse bien, de forma que se garantice la suficiencia en la financiación de los servicios sanitarios'. Afirmó que con los nuevos marcos presupuestarios que impondrá el euro 'es importante definir un marco de distribución de recursos que sea sólido, estable, justo y solidario, para garantizar un equilibrio en el funcionamiento de las Administraciones públicas'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de abril de 2001