Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero coloca a la justicia como clave de la "España pendiente"

Pérez Mariño critica la reforma de Acebes

José Luis Rodríguez Zapatero, líder del PSOE, aseguró ayer que la reforma de la justicia para convertirla en un servicio público y el logro de la pluralidad informativa de los medios de comunicación públicos son las dos claves de lo que denominó la "España pendiente". Zapatero dijo que su partido está dispuesto a alcanzar un amplio pacto para la reforma de la justicia si éste concentra sus esfuerzos en convertir la Justicia en un servicio público. Esa visión de la justicia como servicio público fue el eje de la conferencia Por qué no funciona la Justicia, que ayer pronunció el ex magistrado y abogado en ejercicio Ventura Pérez Mariño, que presentó Zapatero.

El secretario general del PSOE recordó que él y Pérez Mariño fueron compañeros de escaño durante el breve periodo en el que éste fue diputado, como independiente, en las filas socialistas; de entonces Zapatero elogió las "firmes convicciones éticas" del jurista.

Pérez Mariño pronosticó que la reforma propuesta por el ministro de Justicia, Ángel Acebes, se quedará corta y no logrará aprobar sus asignaturas pendientes: estar volcada en el servicio de los ciudadanos y ser eficaz. La justicia funciona mal, según Pérez Mariño, "porque el ciudadano no es el sujeto del poder judicial" sino, de forma indirecta, muchas veces su víctima. Los ciudadanos, dijo, tienen derecho a que los jueces resuelvan sus conflictos en un tiempo razonable.

El ex diputado criticó la actual forma de elegir al Consejo del Poder Judicial, pero rechazó igualmente la propuesta del Gobierno de recuperar la elección por los jueces. A cambio, vio positiva la propuesta del PSOE, según la cual cada grupo político propondría el triple de los magistrados que, según su representación parlamentaria, le correspondería nombrar en el Poder Judicial. Después sería el Parlamento quien elegiría entre ese conjunto propuesto por los diferentes grupos de forma tal que los magistrados del CGPJ no quedaran marcados por haber sido elegidos por un determinado grupo político.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de abril de 2001