Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRÁFICO | PITADAS EN LA JEFATURA

Las autoescuelas se movilizan por los nuevos exámenes de conducir

Un centenar de coches de la Unión Profesional de Autoescuelas de la provincia de Valencia protestó ayer frente a la Jefatura de Tráfico en contra de la nueva orden ministerial que regula los exámenes de conducir. Profesionales de los centros hicieron sonar los claxon de sus vehículos a primera hora de la mañana molestos por los nuevos plazos establecidos para repetir los exámenes para obtener el carnet de circulación.

Más del 75% de las autoescuelas de la provincia secundaron la protesta, según indicó a Efe el presidente de la Unión Profesional, Julio Aparicio, quien expresó el rechazo de su entidad a la nueva orden ministerial que entró en vigor el pasado 22 de marzo y que comenzará a aplicarse en la Comunidad Valenciana el próximo 28 de abril. Aparicio recordó que la orden -que afectará a 400.000 personas en la Comunidad- prohíbe a los alumnos que suspendan los exámenes teórico o práctico 'volver a examinarse en el plazo de quince días para quien suspende por primera vez, veintiuno para los que lo hacen por dos veces y un mes a quienes lo hagan por tercera vez'.

Criticó que la nueva normativa no especifica el motivo del suspenso, 'si es por no mirar el retrovisor o porque no sabe conducir', al tiempo que puso de relieve que tampoco diferencia entre los alumnos que 'no superan la prueba por cinco errores y los que lo hacen por treinta'. El presidente de las autoescuelas de Valencia explicó que la modificación del Gobierno central obliga a las personas con algún tipo de dificultad en la comprensión del idioma, como los inmigrantes o los discapacitados, a superar un curso de alfabetización para poder presentarse a los exámenes de conducir.

En este sentido, Aparicio censuró que la nueva normativa no contemple los estudios ya realizados por estas personas que 'en algunos casos pueden tener carrera universitaria o incluso tres o más idiomas y se les obligue a pasar un cursillo, cuando su problema está en el léxico o en la ambigüedad de las preguntas'.

Aparicio señaló que el próximo día 28 se celebrará una asamblea en Valencia con las entidades homólogas de la provincia de Alicante y Castellón, así como las de Madrid y Albacete, donde se plantearán protestas a nivel estatal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de abril de 2001