Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE quiere un nuevo modelo de financiación local que se apruebe a la vez que el autonómico

Los socialistas plantean una reforma del IAE que garantice la autonomía financiera

El secretario de Ciudades y Política Municipal de la Ejecutiva Federal del PSOE, Álvaro Cuesta, se reunió ayer en Valencia, en la sede del PSPV-PSOE, con presidentes y portavoces del partido en las diputaciones provinciales, cabildos y consejos insulares de toda España, para iniciar un amplio debate en torno al papel futuro de las corporaciones locales. Al encuentro asistió también el secretario genaral de los socialistas valencianos, Joan Ignasi Pla. El punto de partida de las deliberaciones es la delicada situación financiera de las diputaciones y, en general, de las corporaciones locales provocada por la deuda que han acumulado como consecuencia, entre otras cuestiones, de la prestación de servicios que corresponden a las administraciones autonómicas. Una situación a la que, según el PSOE, se ha llegado porque el PP utiliza las diputaciones de forma 'clientelar y claramente sectaria', según Pla y porque, tal como explicó Cuesta, las considera como 'basureros' a los que centrifuga deuda pero sin facilitarles la financiación necesaria para hacer frente a las obligaciones que les endosa.

Frente a esta situación, los socialistas consideran necesario un nuevo modelo de financiación de las corporaciones locales, que pasaría por un nuevo diseño de su participación en los ingresos del Estado, por una modificación de la Ley de Haciendas Locales y por nuevos mecanismos de ayuda a los sistemas de transporte público urbano. Y ese nuevo modelo de financiación es 'urgente'. 'Nos parece irracional que se esté planteando un sistema de financiación autonómica sin tener en cuenta las necesidades de las corporaciones locales', dijo Álvaro Cuesta, quien defendió que 'los dos modelos hay que cerrarlos de forma simultánea'.

Cuesta criticó que el Ejecutivo central haya decidido suprimir el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) -que supone entre el 12% y el 20% de los ingresos en los ayuntamientos de más de 20.000 habitantes- sin ofrecer compensaciones. El PSOE propondrá como alternativa que los ayuntamientos sigan cobrando el IAE y que a cambio, los autónomos, profesionales y pequeños empresarios puedan aplicar ese impuesto como deducción en la declaración de la renta.

El PSOE propone un modelo que permita la suficiencia financiera de las diputaciones y ayuntamientos, que de otra manera no pueden planificar sus inversiones ya que no tienen la seguridad de que recibirán fondos: 'Sólo pueden planificar los que tienen la seguridad de que recibirán dinero, que normalmente son los gobernados por el PP', dijo Cuesta.

Inversiones 'virtuales' del PHN

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de abril de 2001

Más información