Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El último adiós a Ramón Mendoza

El Rey acudió a despedir los restos del ex presidente del Madrid

El rey Juan Carlos, entre otras personalidades del mundo de la política y del deporte, acudió ayer a la capilla ardiente de Ramón Mendoza, ex presidente del Real Madrid, en el tanatorio de la M-30 de Madrid. Los restos de Mendoza, fallecido el miércoles en las islas Bahamas, llegaron ayer por la mañana a Barajas en un avión privado y de inmediato fueron trasladados al tanatorio madrileño, donde reposaron hasta media tarde, cuando fueron incinerados en el cementerio de la Almudena.

El monarca, amigo personal de Ramón Mendoza, permaneció en el tanatorio unos 25 minutos. Entre las personalidades presentes en las instalaciones figuraron Pilar del Castillo, ministra de Educación, Cultura y Deportes; Juan Antonio Gómez Angulo, secretario de Estado para el Deporte; Alberto Ruiz Gallardón y Luis Eduardo Cortés, presidente y vicepresidente, respectivamente, de la Comunidad de Madrid; y el alcalde, José María Álvarez del Manzano.

Entre los dirigentes del fútbol que se acercaron al tanatorio estuvo el máximo mandatario de la Federación Española, Ángel María Villar. El actual presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, acudió acompañado de varios de sus directivos y ejecutivos, como los ex jugadores del club Jorge Valdano y Emilio Butragueño. El presidente hizo entrega de una bandera del club para que fuera colocada sobre el féretro. También pasaron por el tanatorio los jugadores de la plantilla Manolo Sanchis y Raúl González, así como también los ex madridistas Carlos Santillana, José Antonio Camacho, Michel y Rafael Martín Vázquez, entre otros.

Por su parte, Gómez Angulo anunció que habrá un homenaje del deporte a Mendoza posiblemente en el próximo partido del Madrid en el Bernabéu, el sabado 14, frente al Villarreal, y en el que se hará entrega a sus familiares de la medalla de oro al mérito deportivo otorgada por el Consejo Superior de Deportes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de abril de 2001