Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente del Círculo del Liceo cesa para facilitar la entrada de las mujeres en el club

Joan Anton Maragall y otros dos directivos aceptan renunciar para que finalice la crisis

El grupo de socios que se oponen a la entrada de las mujeres habían pedido reiteradamente la cabeza de Maragall, Linati y De Gispert, a quienes consideran los principales responsables de los cambios introducidos en el club y de la desunión de los miembros de la entidad que ello ha provocado. Incluso habían logrado que el pasado 16 de marzo la junta de gobierno aceptara incluir tres puntos más en el orden del día de la reunión de mañana, entre los que figuraba someter a votación la continuidad de los tres directivos.

El sacrificio de Joan Anton Maragall, que será efectivo mañana por la noche si en el último momento no se vulnera el acuerdo, no significa, sin embargo, el cambio de mentalidad de un nutrido grupo de socios, que siguen pensando que la presencia de la mujeres como miembros de pleno derecho del club traiciona el espíritu de la institución.

En cualquier caso, el cese de Maragall nueve meses antes de que expire su mandato, del que era previsible que no volviera a ser elegido tras la grave crisis abierta en el club, no significa una marcha atrás en los cambios que la junta que preside ha introducido en la entidad. Desde su toma de posesión, el 1 de febrero de 2000, Maragall ha mostrado voluntad de modernizar la entidad y adaptarla a la sociedad del siglo XXI. Su principal exponente ha sido el cambio de los estatutos, aprobado por mayoría el pasado 31 de enero, para permitir que las mujeres puedan ser socias de pleno derecho del club, principal detonante de la crisis.

El presidente del Real Club de Polo de Barcelona, Joaquín Calvo, es el principal aspirante a sustituir a Maragall en la presidencia del Círculo del Liceo. Calvo, marido de la empresaria Magdalena Ferrer-Dalmau, rechazada junto a Caballé por los socios del club en su petición de ingreso en la entidad, sustituyó el pasado 9 de febrero a uno de los tres directivos que dimitieron de sus cargos en la junta de gobierno por estar en desacuerdo con los cambios introducidos en el club.

La asamblea debe ratificar mañana el nombramiento de Calvo, del notario José López Buniol y de Antoni Negre Villavecchia como nuevos miembros de la junta de gobierno del Círculo del Liceo. Es la misma reunión, Calvo podría ser elegido presidente, según indicó ayer uno de los directivos del club a este diario, que especificó que los estatutos de la entidad prevén esta posibilidad si todos los socios presentes en la asamblea están de acuerdo con la decisión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de abril de 2001