Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El incendio del túnel del Montblanc que causó 39 muertos empezó por una colilla encendida

Una colilla encendida, lanzada desde la ventana, que se introdujo en el filtro de aire de un camión fue la causa inmediata del incendio de este vehículo en el interior del túnel del Montblanc, el 24 de marzo de 1999, y cuya extensión provocó la muerte de 39 personas. Así lo afirma el informe técnico de 1.000 páginas elaborado por siete expertos sobre las causas del accidente, que obra en poder del juez instructor de la causa. El mismo estudio considera probable que nadie hubiera muerto si los sistemas de seguridad hubieran funcionado correctamente. En concreto, señala que los empleados de la sociedad que explota el tramo francés del túnel tardaron demasiado en accionar los semáforos en rojo, para impedir la entrada de más vehículos una vez declarado el incendio. Los semáforos situados a lo largo de los seis kilómetros del túnel fueron accionados cuando habían transcurrido más de nueve minutos desde la señal de alerta que avisaba de una humareda.

Los abogados de la empresa protestaron ayer por esta versión, asegurando que los automovilistas no respetan los semáforos en el interior de los túneles. A su juicio, los conductores sólo se detienen ante la existencia de barreras físicas. La sociedad concesionaria, por su parte, ha sostenido siempre que nada prueba que los semáforos no fueran accionados a tiempo.

El informe agrega que, el día de la tragedia, el viento procedía del lado italiano, y que enviar a los bomberos instalados en el lado francés impidió trabajar mejor, porque un bombero siempre debe tener el viento a la espalda para no ser víctima de las humaredas contra las que lucha.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de marzo de 2001