Polgar da mate a Adams y se planta en semifinales

Judit Polgar añadió ayer otra víctima ilustre a su larga lista. La húngara eliminó al británico Michael Adams, 4º del escalafón mundial, y se enfrenta hoy al ruso Yevgueni Baréiev en las semifinales de la Copa del Mundo de partidas rápidas, que se disputa en Cannes (Francia). Gari Kaspárov y su compatriota Alexánder Grischuk, de 17 años, se juegan la otra plaza en la final.

La valentía, amor al riesgo y habilidad para provocar el error de sus adversarios que muestra Polgar en cada actuación han convertido a la húngara, de 24 años, en una de las estrellas preferidas por los organizadores de torneos. De los cinco rivales que tuvo Kaspárov en el Ciudad de Linares, clausurado hace dos semanas, sólo ella evitó la derrota (dos tablas) frente al ‘número uno’. Ahora, en Cannes, Polgar se ha encaramado hasta las semifinales tras levantar varias posiciones muy delicadas, gracias a su impresionante espíritu de lucha.

Adams encarriló bien el duelo al hacer tablas con las piezas negras en la primera partida. Temeroso de que su rival le aplicase alguna idea de laboratorio en la segunda, el británico se desvió muy pronto de los caminos trillados. Polgar aceptó el desafío, apeló a su imaginación y logró que el tablero ardiese desde el sexto movimiento.

Todo indicaba que su arrojo no iba a ser rentable esta vez: Adams maniobró con precisión y salió indemne del lío, con una posición muy sana, que pronto convirtió en ventaja casi decisiva. Pero el reloj también cuenta: muy apurado de tiempo, Adams omitió una maniobra ganadora y se vio envuelto en las venenosas jugadas de Polgar.

Entonces, cuando ambos disponían de muy pocos segundos para acabar la lucha, llegó la vorágine final: el británico cayó en una trampa, pero la húngara no se dio cuenta y le dejó una salida hacia el empate. Sin tiempo para respirar, Adams cometió otro error garrafal, y Polgar le dio jaque mate.

Kaspárov no pudo noquear en el primer asalto al francés Vladislav Tkáchiev, de origen kazajo, pero no dejó pasar su oportunidad en el segundo. Baréiev siguió el camino inverso: doblegó al francés Etienne Bacrot con las piezas negras y aguantó después, no sin apuros, con las blancas. Mucho más duro fue el trabajo de Grischuk para eliminar al belga Mijaíl Gurévich. Tras una victoria por bando, el duelo se resolvió en la muerte súbita.

Resultados (cuartos de final): Kaspárov 1,5 – Tkáchiev 0,5; Adams 0,5 – Polgar 1,5; Baréiev 1,5 – Bacrot 0,5; Grischuk 4 – Gurévich 3.

Semifinales (hoy): Kaspárov – Grischuk; Baréiev – Polgar.

LA PARTIDA DEL DÍA

COMENTARIOS TÉCNICOS: LEONTXO GARCÍA

Blancas: Adams.
Negras: Polgar.

Una lucha trepidante. Adams se sale de los caminos más conocidos desde la tercera jugada. Polgar acepta el reto y complica al máximo desde la sexta. El británico sale bien del lío y logra una posición ganadora. Pero tiene poco tiempo, y la húngara le hace perder el control y da jaque mate.

1 e4 c5 2 Cf3 e6 3 b3 b6 4 d4 cxd4 5 Cxd4 Ab7 6 Cb5 Ca6 (Tomar en e4 parece peligroso, y más en una partida rápida, por la debilidad de las casillas d6 y c7. Por ejemplo: 6 ..Axe4 7 C1c3 -no sirve 7 Af4 por 7 ..Df6 8 Cc7+ Rd8 9 Cxa8 Dxf4, y las negras ganan- 7 ..Cf6 8 Af4 Ca6 9 Cd6+ Axd6 10 Axd6 Ab7 11 Ac4, y la posición negra es muy incómoda) 7 C1c3 Cc5 8 Af4 Tc8 (Polgar opta por una idea original, pero quizá no sea la mejor. La partida hubiera sido aún más divertida con 8 ..Df6, que da lugar, por ejemplo, a las siguientes variantes de fantasía: 9 Ag3 Cxe4 10 Cxe4 Axe4 11 Cc7+ Rd8 12 Ab5 -si 12 Cxa8 Dc3+ 13 Re2 Axa8, y las negras tienen mucha compensación- 12 ..d5 13 Cxa8 Axg2 14 Ac7+ Re7 15 Tg1 Dc3+ 16 Dd2 Dxa1+ 17 Re2 Af3+ -si 17 ..Dxg1 18 Db4+ Rf6 19 Df4+ Rg6 20 Dg4+, tablas- 18 Rxf3 Dxg1 19 Db4+ Rf6 20 Dxf8 Dg4+ 21 Re3 -si 21 Rxg4 Ch6+ 22 Rf3 Txf8 23 Ac6 Cf5 24 c3 h5 25 Ab7 g5, las negras están mucho mejor- 21 ..De4+, con probable empate por jaque continuo) 9 Dd4 (El peón tiene su veneno: 9 Cxa7 Df6 10 Ad2 -si 10 Cxc8 Dxc3+ 11 Ad2 Df6, y el caballo de c8 está perdido porque hay que defender el peón de e4- 10 ..Td8 11 f3 Ad6 12 Cab5 Ab8 -no funciona 12 ..Dh4+ por 13 g3 Axg3+ 14 hxg3 Dxh1 15 b4, y las blancas ganan material- 13 Ae3 d5, con mucha compensación) 9 ..Cf6 10 f3 (Ahora sí es interesante 10 Cxa7 porque tras 10 ..Ccxe4 11 Cxe4 Axe4 12 Cxc8 Dxc8 13 c3 Ac5 14 Dd2 Ab7 15 f3, no parece que las negras tengan suficiente contrajuego) 10 ..Ca6 (Es probable que a Polgar no le gustase 10 ..Ch5 11 Ad6, y se inclinó por un plan realmente barroco) 11 Cd6+ Axd6 12 Axd6 Cb8 13 Dd2 a6 14 a4 Cg8 15 Ac4 Ce7 16 0-0 0-0 17 Tad1 Cbc6 18 Rh1 Te8 19 Ad3 Cg6 20 f4 e5 21 f5 Cf4 (A pesar de sus extrañas maniobras, Polgar ha salido bastante bien del atolladero, pero el alfil plantado en d6 sigue siendo muy molesto) 22 Ce2 Cxd3 23 Dxd3 Cd4 24 f6 Te6 25 Ae7 De8 (Única. Si 25 ..Dc7 26 Dg3 g6 27 Dg5 Rh8 28 Dh6 Tg8 29 Td3, y las negras tienen que abandonar ante la amenaza Dxh7+, seguida de mate en h3) 26 Dg3 g6 27 Cxd4 (Si ahora 27 Dg5 Rh8 28 Dh6 Dg8, y todo está bajo control) 27 ..exd4 28 Txd4 h6 (Sería mortal 28 ..Axe4 por 29 Df4, con la doble amenaza sobre el alfil y el mate) 29 c4 b5 30 axb5 axb5 31 cxb5 Rh7 (Ahora todo indica que la húngara está perdida. Pero se las arregla para mantener sus garras afiladas) 32 Df4 Tc2 33 Te1 Da8 34 h4 (Parece más lógico provocar primero el avance g5, y entonces romper con h4. Sin embargo, después de 34 Ab4 d6 35 Ad2 g5 36 Df5+ Rg8 37 h4, las negras disponen del contragolpe 37 ..Da2, y la posición no está clara) 34 ..Da5 35 b4 (Aunque parezca fea, es muy fuerte 35 Tb4, con la amenaza Af8. Si entonces 35 ..Tc8 36 Td1 Da8 37 Ta4 Txe4 38 Dxe4 Axe4 39 Txa8 Txa8 40 Txd7, pero las negras aún patalean con 40 ..Ta1+ 41 Rh2 Ta2 42 Td4 Txg2+ 43 Rh3 Ab7 y no es evidente que estén perdidas. La variante ganadora es 35 Ab4 Dxb5 36 Ad2 -muy espectacular, pero peor, es 36 Af8 Dh5 37 Txd7 g5 38 Df5+ Rg8 39 Ab4 Dxh4+ 40 Rg1 Txg2+ 41 Rxg2 Txe4 42 Dg6+ fxg6 43 f7+ Rh7 44 f8D+ Te7+ 45 Txb7 Dg4+ 46 Rf2 Dh4+, tablas- 36 ..Rg8 37 e5 Dxb3 -si 37 ..Dc6 38 Tg1, ganando- 38 Rh2 Da3 39 Txd7, y las negras tienen que rendirse) 35 ..Dxb5 36 Af8 Dh5 37 Rg1 (Ahora ya no sirve la idea de la variante anterior porque tras 37 Txd7 g5 38 Df5+ Rg8 39 Ac5 Dxh4+, la torre de e1 está indefensa) 37 ..d5 38 e5 Tc4 39 Ac5 (Adams no quiere ganar un peón a cambio de abrir la gran diagonal blanca, quizá porque no ve claro cómo gana después de 39 Txc4 dxc4 40 Dxc4 g5 41 Ad6 gxh4, y las negras siempre contraatacan sobre el punto g2) 39 ..Tc2 40 Df3 (Error grave. Adams no ve la próxima jugada de Polgar) 40 ..Txe5 41 Txe5 Dxe5 42 h5 (Esto ya es la hecatombe. Las blancas estaban peor, pero podían aguantar con 42 Td1 Tc4 43 g3) 42 ..Tc1+ (En la vorágine de los apuros de tiempo, Polgar devuelve el favor. Ganaba inmediatamente con 42 ..Txc5, porque la captura en d4 se produce con jaque) 43 Rf2 (Catástrofe absoluta. Aún se podía jugar 43 Td1 Txd1+ -sería terrible 43 ..d4 por 44 hxg6+, y las blancas ganan porque toman en b7 con jaque- 44 Dxd1 Dxf6 45 Dd4, con probable empate) 43 ..De1, mate.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 23 de marzo de 2001.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50