Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urra constata que en la Casa de Campo hay menores que se prostituyen

El defensor del menor, Javier Urra, ha comprobado con sus propios ojos que junto al lago de la Casa de Campo hay adolescentes que se prostituyen. O al menos constató que hay muchas mujeres cuya apariencia es la de jóvenes de 15, 16 o 17 años, según declaró ayer a EL PAÍS tras recorrer el parque durante la noche del pasado martes.

Urra decidió visitar este gran parque tras el caso de la joven I. M. M., de 16 años, originaria de Kosovo, que ha vuelto a prostituirse después de escapar del centro de tutela en que fue ingresada el pasado día 13.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de marzo de 2001