Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un monitor de buceo de Altea ingresa en prisión por abusar de 7 menores

Los padres le acusan de pasar fotos en Internet

La Guardia Civil detuvo a Luis L. tras la denuncia de una de las madres, a quien su hijo contó todo lo ocurrido. El lunes 26 de febrero esta madre percibió un comportamiento extraño en su hijo y le preguntó qué le pasaba. El menor, que al principio no quería decir nada, relató finalmente los abusos de los que supuestamente había sido objeto ese mismo día. El niño, que presentaba desgarros anales, fue conducido al ambulatorio más cercano y de allí, por consejo médico, al Hospital de La Vila Joiosa, tras lo cual la madre denunció el caso ante la Guardia Civil.

Luis L., que en esos momentos se encontraba de viaje, fue detenido el pasado lunes a su regreso, una semana después de que se registrara la primera denuncia. Una vez conocido el caso por otros compañeros, comenzaron a presentarse nuevas denuncias -siete en total- de padres de menores que también aseguran haber sido víctimas de abusos. En algunos casos fueron miembros de la Guardia Civil quienes interrogaron a los niños, al no haberse atrevido éstos a contar los hechos a sus padres.

Según declaración de una de las madres, que prefirieron no identificarse, 'los niños no querían decir nada por miedo, porque [el monitor] tenía cuchillos y arpones de toda clase'. El acusado, que ayer prestó declaración en el Juzgado de Instrucción número 2 de Benidorm, negó los hechos que se le imputan, según comunicó su abogada a la salida de los juzgados. No obstante, el juez dictó prisión provisional al haber encontrado indicios razonables de culpabilidad.

El padre de otro de los niños relató que el monitor supuestamente obligaba a los niños a que le masturbaran y le hicieran felaciones. 'También les penetraba y les invitaba a fumar', aseguró. El detenido se ganaba la confianza de los menores y de sus padres, según cuentan éstos. 'Los recogía de casa y también los montaba en su barco. A mi hijo lo ha violado', afirmó una de las madres. 'Le penetró sin usar preservativo ni nada y ahora tenemos el temor de que les pueda haber contagiado el sida o algo así', agregó la mujer.

El relato de los supuestos abusos parece no tener fin. 'El tal Luis vino a recoger a mi hijo con otro de sus compañeros y, en lugar de bucear, le invitó a comer a su casa y luego le dijo que subiera al dormitorio, que se bajara los pantalones y pasó lo que pasó', según otra de las madres. Relató asimismo que su hijo le contó que de vuelta a casa, 'debido al dolor en la zona anal se vio obligado a excretar en un solar de camino'. 'Cuando me lo contó volví al lugar y recogí muestras con una bolsa para llevárselas al forense', añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de marzo de 2001