Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP cree que el apoyo a las protestas de inmigrantes favorece a las mafias

El delegado del Gobierno en Andalucía, José Torres Hurtado, del PP, aseguró ayer en Huelva que las muestras de apoyo a inmigrantes indocumentados que exigen su regularización a través de movilizaciones y encierros, sin atenerse a las medidas previstas por el Ejecutivo central, pueden favorecer a las mafias que explotan a estos colectivos.

Torres Hurtado dijo: 'Si los responsables políticos, ONG y la sociedad civil seguimos dando la sensación de que con hacer algunas cosas y provocar determinadas situaciones se van a regularizar a los inmigrantes que vinieron a España de manera ilegal, lo único que se va a provocar es que las mafias sigan traficando con ellos'. 'El Gobierno', añadió, 'trabaja para que la inmigración en España esté reglada y se garanticen los derechos de estos ciudadanos'.

El representante de la Administración central en Andalucía realizó esta advertencia tras anunciar que un grupo de 30 inmigrantes viajará a Ecuador el próximo seis de marzo para regularizar su situación y que estará de vuelta en un plazo de tres semanas. Este colectivo pertenece a los 73 sin papeles que solicitaron desde Lepe (Huelva) los trámites para regresar a su país. 'El resto también viajarán próximamente', anunció Torres Hurtado.

En relación con la concentración que un grupo de inmigrantes mantiene desde el pasado miércoles ante las puertas del Ayuntamiento de Lepe para pedir alojamiento y trabajo, el delegado del Gobierno lamentó la actitud del alcalde de esta localidad, el socialista José Oria: 'Lo que está haciendo es provocar un pequeño efecto llamada al haberse puesto al frente de este tipo de movilizaciones'. Y le instó a que 'oferte suelo público a la Junta de Andalucía para la construcción de viviendas sociales, ya que es la principal demanda de los inmigrantes en esa localidad'.

Las críticas de Torres Hurtado fueron contestadas ayer por el consejero de Asuntos Sociales de la Junta de Andalucía, el socialista Isaías Pérez Saldaña, quien aseguró: 'El efecto llamada es único y no lo provocan ni las leyes ni las protestas, sino que procede desde la riqueza a la pobreza'.

Encierro en Almería

Ni el llamamiento contra las protestas de Torres Hurtado ni la mediación del Defensor del Pueblo, José Chamizo, hizo mella en los inmigrantes encerrados en la Universidad de Almería desde hace una semana, que mantendrán su protesta. El subdelegado del Gobierno en Almería, Fernando Hermoso, aseguró a Chamizo que se volverán a examinar unos 7.500 expedientes de inmigrantes cuyas solicitudes de regularización fueron rechazadas. Además, le manifestó que, 'posiblemente, un alto número de esos inmigrantes podrán obtener el permiso de trabajo y residencia que solicitaron durante el proceso de regularización, ya que en la revisión de los expedientes se aplicarán los criterios que permitan la máxima flexibilidad y generosidad'.

Los aproximadamente 65 inmigrantes que decidieron aceptar la propuesta, planteada el pasado viernes por la Universidad, de trasladar su encierro al pabellón de deportes cuentan desde ayer con una acreditación que les permite moverse libremente por todo el campus.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de febrero de 2001