Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lendoiro: "Merecimos ganar por goleada"

El presidente del Deportivo, como Irureta y sus jugadores, se lamentan de la mala suerte

El entrenador del Deportivo, Javier Irureta, se acordó de la Armada Invencible, de la flota de Felipe II destrozada por las tormentas en las costas de Irlanda. Al terminar el partido, Irureta recurrió a la célebre frase atribuida al rey español y sentenció: "Yo no he enviado a mis hombres a luchar contra los elementos". ¿Cuáles fueron los elementos?. La mala fortuna -¡cuatro remates al palo!- y el árbitro, Andradas Asurmendi, a quien todos -afición, presidente, entrenador y jugadores- reprocharon el penalti señalado a Mauro Silva al borde del descanso por un supuesto derribo a Guti.

En todo caso, los lamentos del Deportivo se juntaron con una indisimulada sensación de orgullo: el resultado no favoreció, pero los blanquiazules fueron conscientes de que habían hecho un partido sencillamente memorable.

Todos se quejaron del árbitro, aunque sin cargar las tintas en exceso. Irureta se limitó a decir que el penalti no había existido. El presidente, Augusto César Lendoiro, fue algo más explícito: "Sólo él vio el penalti y yo todavía no sé lo que pitó". En todo caso, Lendoiro también sacó pecho por la actuación del equipo, que, en su opinión, demuestra que el Deportivo "es un digno campeón de Liga". "Si hoy hubiésemos goleado al Madrid, creo que a nadie le habría extrañado. Merecimos hacerlo,", añadió.

"Me voy contento a pesar de todo", indicó Irureta; "aquí no hay nada de tristeza. Hemos hecho una demostración, un esfuerzo sobrehumano, pero parece que éste no era nuestro día". El técnico deportivista no desaprovechó la ocasión para ajustar cuentas y defender la entidad de su equipo frente a las críticas habituales a un juego que se tildaba de demasiado tacaño. "Tantas veces se nos ha llamado timoratos, amarrateguis... Pues después de lo de hoy espero que eso quede definitivamente descartado".

Para Lendoiro, la Liga no sólo no está decidida, sino que incluso el empate de ayer "aún puede conceder ciertas posibilidades al Valencia y el Barcelona". Irureta opinó algo parecido: "Hay que pensar que no hemos perdido nada y que estamos igual que antes. Todavía no se puede descartar a los demás, pero sí da la impresión de que hay muchas posibilidades de que el campeón esté entre nosotros y el Madrid".

El ex madridista Víctor insistió en el discurso deportivista de achacar el empate a la falta de fortuna y aseguró: "Nos ha faltado suerte". Víctor subrayó como clave de la superioridad de su equipo "la falta de llegada del Real Madrid".

El rosario de lamentaciones por la mala fortuna del cuadro coruñés también incluyó al holandés Makaay, responsable del fallo de algunas de las ocasiones más claras del Deportivo, que habló de su poca suerte y dijo que "hay partidos en los que no te entra nada", en referencia a las muchas oportunidades marradas por los blanquiazules en el transcurso del choque.

Mauro Silva, uno de los capitanes del Deportivo, no conseguía borrar la amargura de su cara: "Nosotros hemos hecho todo para ganar, pero no hemos tenido suerte. Hemos controlado el juego, pero nos hemos hecho un gol en contra y nos han pitado un penalti que no existió. Porque yo recupero el balón limpiamente y que luego la pierna de Guti me toque no tiene nada que ver. Si el árbitro no lo ve claro, no tiene que pitar y ha pitado. Y, si ha pitado y no ha sido penalti, es que no lo ha tenido claro. A partir de ahí, el Madrid se ha dedicado a administrar el resultado. A sacarle rédito. Y, hay que decirlo, tiene un grandísimo equipo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de febrero de 2001