Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Distribución fácil para las 'pymes'

DHL, la empresa líder en transporte urgente, prevé facturar 26.000 millones de pesetas durante este ejercicio

La red de distribución, la tecnología y la autonomía local son algunos de los rasgos que distinguen a DHL, pionera y líder en el transporte urgente de paquetes y documentos. La empresa, según explica el director general, José Carlos Barrada Orellana, 'ofrece un servicio de consultoría y asesoría logística y de distribución que supone un valor añadido muy apreciado por quienes solicitan nuestros servicios'.

Barrada explica que 'la asesoría que ofrecemos ha posibilitado a los clientes crecimientos en sus negocios sin necesidad de inversiones grandes; entre otros, por ejemplo, cabe destacar los relacionados con el comercio electrónico, ya que en lugar de optar por montar una red de distribución propia, los responsables han recurrido a la nuestra'. Entre sus nuevos servicios figura el de entrega urgente a una hora determinada.

La empresa facturó 22.500 millones de pesetas en 2000 y espera aumentar su negocio un 16% este año -

DHL España se constituyó en 1979 y su accionista mayoritario es Deutsche Post, que recientemente adquirió el 51% de DHL Internacional, haciéndose así con el control de la compañía. Durante el pasado año, en España la empresa facturó 22.500 millones de pesetas, y para el presente las previsiones son de alcanzar 26.000 millones, que representan un crecimiento en torno al 16%, porcentaje que es la media que mantiene en los últimos años. En todo el territorio nacional cuenta con 1.200 empleados, 35 delegaciones, una flota aérea de 25 aviones (entre los que se encuentran ocho Boeing 727 y tres Airbus), una flota terrestre de 450 vehículos, y realiza 25.000 envíos diarios de entrada y salida, transportando cada año 35 millones de kilos de paquetes y documentos.

Formación

La inversión en formación, que representa un 2%, es una de sus preocupaciones; 'durante todo el año, y en todas las categorías, se imparten cursos de formación, algo importante para que los empleados, en todas las delegaciones y con la autonomía de la que gozan, puedan aportar soluciones con creatividad', explica Barrada. El sector, en constante crecimiento, según explica el director de DHL, 'se desarrolló en España sobre todo a partir de los años setenta, porque había una demanda insatisfecha, debido en parte a lo poco flexible que resultaba la estructura de monopolios. También porque en muchos sectores de la economía, por ejemplo, algo tan sencillo como la reposición de piezas puede representar un hundimiento del negocio si no es atendido de manera rápida y eficaz, lo que en ocasiones las propias compañías no pueden resolver y que una como la nuestra sí puede'.

Los servicios que ofrece DHL son import express, servicio de documentos, servicio de paquetes, documento express, envíos de hasta 250 gramos a un precio especial, servicio único para la Unión Europea, servicio de correspondencia internacional, servicio thermobox -pensado en facilitar al máximo los envíos de temperatura controlada con total seguridad-, servicio de logística express, de carga aérea -que tramita todo lo relacionado con gestiones aduaneras-, servicio nacional, europolitan express -que incluye el puerta a puerta-, sprintline atención personalizada e individual a lo largo de todo el trayecto, servicio fin de semana, servicio albarán electrónico, servicio de despacho aduanero, pago en destino, seguro de recogida nocturno, de mercancías peligrosas, etcétera.

Entre otras cosas, DHL mantiene la trazabilidad de todo aquello que envía. 'La trazabilidad es la atención detallada de la trayectoria del envío, en cualquier momento. Además, a partir de ahora, también el cliente, en este caso a través de un nuevo servicio que incluye el uso del teléfono móvil, puede conocer a través de una simple llamada en qué punto se encuentra su envío', señala Barrada.

La empresa tiene suscritos convenios de colaboración con la policía y en cada aduana son inspeccionados sus envíos, empleando para ello procedimientos y sistemas que detectan cualquier anomalía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de febrero de 2001