Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
22ª jornada de Liga | FÚTBOL

Adiós a una racha notable frente a un rival inesperado

La abultada derrota en Santander supuso para los jugadores del Barcelona toda una humillación y una tremenda decepción. El equipo azulgrana fue goleado por el colista de la Primera División y cayó cuando más necesitaba el triunfo en su intento por reducir distancias respecto al Real Madrid, que tropezó en Bilbao la noche anterior.

Justamente cuando el equipo blanco había frenado su espectacular galopada al frente de la clasificación, cuando podía situarse a tan sólo cinco puntos, el Barça sucumbió de una manera concluyente.

El Barcelona continúa ahora a ocho puntos del Madrid y pierde comba respecto al Deportivo, que ahora le aventaja en cuatro puntos. El próximo sábado, después de visitar el jueves al AEK de Atenas en la Copa de la UEFA, los azulgrana reciben al Deportivo en el Camp Nou.

La derrota de ayer supuso para el Barça el final de una racha de 18 partidos consecutivos sin conocer la derrota, diez en la Liga, dos en la Copa de la UEFA y seis en la Copa. La de ayer fue la primera derrota del cuadro de Serra Ferrer desde el 19 de noviembre de 2000, día en el que perdió por 3-1 en el terreno del Zaragoza. Un hecho inesperado en una jornada sorprendente. Comenzó con el Madrid, que pasa por el ser el equipo más rematador, y que no tiró ni una sola vez a la puerta del equipo con la peor defensa, el Athletic. Terminó ayer con el Racing -que sólo había ganado tres de los 21 partidos de Liga- goleando al Barça por 4-0. Antes, el Racing sólo había sido capaz de derrotar al Numancia (4-2), Villarreal (3-1) y Alavés (2-1).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de febrero de 2001