Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:22ª jonada de Liga | FÚTBOL

El Barça se estrella ante el colista

Los azulgrana rompen en El Sardinero una racha de 18 partidos, 12 en Liga, sin perder - El Villarreal gana en Oviedo y Palermo marca su primer gol - El Mallorca vence por la mínima en Málaga - El Alavés derrota al Zaragoza con un tanto de Jordi

Ésta fue una jornada que definió las peculiares características de la Liga española, donde el último clasificado (Racing) aplasta al Barcelona, que venía de marcar siete goles al Athletic en un partido deslumbrante. Para completar el círculo, el Athletic reaccionó a la derrota del Camp Nou con una victoria sobre el Real Madrid, líder del campeonato con una racha espectacular de resultados. Había ganado 34 de los últimos 36 puntos en disputa. Pero perdió en San Mamés. Todo eso habla muy bien de la Liga, por encima de cualquier análisis de la actuación del Madrid y del Barcelona.

En El Sardinero, en el mismísimo estadio del colista, se estrelló el Barcelona, que tenía una estupenda oportunidad de amenazar al Real Madrid. Pero seis años después de su célebre batacazo en Santander -aquel 5-0 del 11 de febrero de 1995, con goles de Esteban Torre, Quique Setién, Merino y dos de Radchenko, puso punto final al dream team de Johan Cruyff-, el Barça volvió a desplomarse. Por su magnitud, la derrota dejará heridas en el equipo y su entorno. Y una cierta sensación de angustia ante el próximo partido. El Deportivo, que hizo los deberes frente a la Real Sociedad, acude al Camp Nou para jugar un encuentro de alto voltaje. El Barcelona -a ocho puntos del Madrid- no se puede permitir otro patinazo a dos jornadas de su visita al Bernabéu.

El partido reveló algunos detalles de gran importancia. Al Barça le faltaron Guardiola, Simao, Overmars y Cocu. O lo que es igual: el jugador que da estilo y cuerpo al fútbol del equipo, los extremos que dan sentido a lo que representa el Barcelona y el centrocampista total que merece un reconocimiento muy superior al que ha obtenido en España.

Otro detalle interesante está relacionado con las decisiones de Serra Ferrer, que ayer tiró a Xavi a la basura. Lejos de hacerle sentirse importante en una de las pocas oportunidades que tiene de jugar, Serra le sustituyó en el descanso, cuando el Barça sólo había recibido un gol y estaba en condiciones de recuperarse. Xavi tendrá la sensación de que pinta poco en el equipo. No parece la mejor manera de cuidar a un excelente y muy joven futbolista. Por este lado se adivinan problemas en el Barcelona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de febrero de 2001